Apoyo de tapadillo

ANDRÉS AMORÓS
Actualizado:

En la asamblea informativa de la Mesa del Toro, su gerente, Eduardo Martín Peñato, dijo algo que pasó inadvertido en medio de otros muchos proyectos: apoyan a los defensores de la Fiesta en Cataluña... pero sin que se note mucho. Y eso lo hace a petición de los interesados.

Se trata de una nueva forma de apoyar algo: de tapadillo, disimulando, como si hubiera algo que ocultar.

¿A qué se debe esto? Resulta evidente: en la Cataluña actual, basta con que una iniciativa sea apoyada «desde Madrid» (desde España, se entiende) para que suscite rechazo y, en vez de ayuda, suponga un perjuicio. Reflexione cada cual hasta dónde hemos llegado...

Lo recuerdo al repasar la lista de los que van a defender la Fiesta ante el Parlamento catalán. Con todo el respeto para ellos, echo en falta algunos nombres: ante todo, no acudirá José Tomás -se dice-porque está preparando la temporada... En su lugar, irá su apoderado, Salvador Boix: me temo que no es lo mismo.

También echo de menos algún nombre más internacional, esté vinculado o no a Cataluña. Por ejemplo, el poeta catalán Pere Gimferrer, que se manifestó a favor del «Manifiesto por la libertad»; el ganadero portugués Joao Folque, de Palha, con casa en Cataluña; el periodista catalanoandaluz Carlos Herrera; el director de cine madrileño Agustín Díaz Yanes; algún experto jurídico, como el abogado sevillano Joaquín Moeckel; alguna figura hispanoamericana de proyección mundial, como los escritores Mario Vargas Llosa o Carlos Fuentes y los pintores Osvaldo Viteri o Botero...

Quizá sea demasiada artillería -pueden haber pensado- para enfrentarse a unos partidarios de la prohibición de cuya lista se han caído el escritor Saramago y el ex torero «El Pilarico»... Todo estará bien solamente si concluye bien. Ya se verá.