Ante lo peor

Se requiere un acuerdo de todos los partidos constitucionalistas para poner orden en un país que se despeña

Gabriel Albiac
Actualizado:

Vísperas de campaña electoral. Y, en el aire, un desasosiego que nunca he percibido así de intenso en estas cuatro décadas que van ya de convencional democracia. Pero es que nada de lo que está pasando se ajusta a las convenciones. Vivimos en una de esas grietas en las cuales se juega el destino de una nación: esto es, el destino de cada uno.

Dos ciclos históricos se cruzan en torno a unas urnas en las cuales se juega muchísimo más de lo que la convocatoria dice. El primero de ellos es un ciclo corto: porque corto es, en tiempo histórico, medio siglo. Es el ciclo de la Constitución de 1978. Que una Constitución forjada para salir de cuarenta años

Gabriel AlbiacGabriel AlbiacArticulista de OpiniónGabriel Albiac