Vidas ejemplares

Amnesia del Dr. No

Sánchez, que condenó a España a seis meses sin Gobierno, pide a Cs que se abstenga

Luis Ventoso
Actualizado:

En política, los españoles tenemos memoria de pez. Las incongruencias más flagrantes pasan desapercibidas, en contra de lo que sucede en otras democracias, donde los bandazos descarados no se perdonan. En 2010, el liberal Nick Clegg, un político joven, muy formado y de gran elocuencia, emergió como el chico de oro de la política británica. Tras un buen resultado en las urnas, acabó formando un gobierno de coalición con Cameron y se convirtió en viceprimer ministro. Durante la campaña electoral, Clegg había firmado la promesa de no subir las matrículas universitarias. Pero una vez en el poder, cambió de idea y apoyó su subida. A partir de ahí su carrera entró en barrena. El público no se lo perdonó jamás,

Luis VentosoLuis VentosoDirector AdjuntoLuis Ventoso