La ambición de matar

Actualizado:

Para quienes se informan de lo que sucede en la isla de «Supervivientes» y en la Venezuela de Maduro, todo mezclado, a través de las redes sociales, Michelle Bachelet es esa señora que suele correr delante de Miguel Bosé. Para el mundo del progreso y la equidistancia, la jefa de Derechos Humanos de la ONU es la heroína que ha permitido la liberación de veintidós presos, como en la boda de un rey moro. Entre nosotros, Bachelet es como Zapatero.

Después de rubricar un informe oficial que documenta más de 6.800 ejecuciones extrajudiciales por parte de las Fuerzas de Seguridad de Maduro entre enero de 2018 y el pasado mayo, Bachelet tuvo ayer el cuajo de pedir a los «líderes