¿Ahora qué?

Juan Pablo Colmenarejo
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La caída de Baguz, en Siria, el último bastión del Estado Islámico de Irak y Levante (ISIS en inglés o Daesh, acrónimo árabe), supone la liberación para miles de personas que eran explotadas y sometidas. Por muy espectacular que suene el nombre del «califato» era una banda de criminales, una organización con un único fin. Los supervivientes contarán la explotación sexual de las mujeres y el adoctrinamiento de los niños. Bajo la sobrecogedora bandera negra, que amenazaba hasta los confines de la Península Ibérica, han sido asesinados todos aquellos que no les obedecieron. La huella del terror ocupa miles de kilómetros en una franja de terreno que se comió parte de Irak y de Siria. Todavía hay ciudadanos occidentales que

Juan Pablo ColmenarejoJuan Pablo ColmenarejoArticulista de OpiniónJuan Pablo Colmenarejo