Los acuerdos son sagrados

Actualizado:

Nos estamos equivocando de culpable. Si, como tengo entendido, los aumentos salariales de los funcionarios son cosa aprobada con los Presupuestos, por el Parlamento, entonces la culpa no es del Gobierno de 97 sino del Gobierno de 95, ya que ese Gobierno socialista se comprometió a algo que no era capaz de cumplir. Que yo sepa, el PP no tuvo nada que ver con el acuerdo, no se le preguntó. Si el PSOE hubiera ganado las elecciones del 96 se le podría haber exigido que cumpliera ese compromiso (me gustaría ver cómo habríamos entrado en el euro), pero ningún acuerdo de ningún gobierno puede comprometer al siguiente, a menos que vaya acompañado de sus correspondientes leyes, y que aun así podrían quedar abolidas utilizando los mecanismos con los que cuenta nuestra democracia para ello. ¿Es que una ley puede ser abolida y un acuerdo con un gobierno anterior no? De ser así, vamos todos a cerrar acuerdos, que son más sagrados que las leyes, y podremos gobernar desde la oposición aun perdiendo las elecciones.

Jaime Olbés Carrera.

Madrid.