La intolerancia de la izquierda

Acoso y derribo

Juan Pablo Colmenarejo
Actualizado:

Fue en 2002. La batasunización se extendió tras el naufragio del Prestige. Entonces se empezó a perseguir al PP por toda España, sin respiro, hasta el cogote. El sistema de acoso y derribo fue a más durante la guerra de Irak. Al vasco Iturgáiz le llamaron asesino a mil kilómetros de distancia del lugar donde salía a la calle con escolta para sobrevivir. Ahora le dicen escrache, importando un término que transforma la intimidación en un derecho, pero el acoso se viene perpetrando de manera mimética a la persecución física que las huestes de Otegui y Ternera implementaron sin piedad. Se empieza yendo a la casa de alguien, a señalar la ventana, y se termina en la siguiente oleada echando

Juan Pablo ColmenarejoJuan Pablo ColmenarejoArticulista de OpiniónJuan Pablo Colmenarejo