ABC y sus lectores

Actualizado:

MANUEL OLMEDA LEÓN nos hace saber que «en el primer tomo de la colección ABC Humor, de Gomaespuma, «Grandes disgustos de la Historia de España», en la página 67, el ilustrador Hernández Coronado comete un grave desliz que podría haberse corregido: eso de «¡Haber, los papeles del seguro!» parece más una imperdonable pifia gramatical que una presunta broma del dibujante».

Tras leer la crítica del reciente concierto de los Rolling Stones en Madrid, JORDI GATELL, como otros lectores, nos escribe mostrando su desacuerdo, ya que considera que el concierto fue mejor de lo que refleja la crónica.

JUSTO MORENO PONCE DE LEÓN está preocupado por «el pavoroso problema de los millones de parejas casadas que tienen que mantener el pago durante 25 años de hipotecas a interés variable». Y, refiriéndose a los editoriales titulados «La temida burbuja inmobiliaria» y «Vivienda, el suelo prometido», publicados los días 1 y 2 de julio, respectivamente, dice: «Menos mal que ABC se encarga de exponer este problema de modo que lo entiendan hasta los diputados que no tienen alma».

A JUAN MANUEL QUEVEDO le «extrañó leer el titular «Los especialistas en fertilidad piden a la UE la investigación con células embrionarias». En realidad, leyendo el artículo, se comprueba que «los especialistas» resultan ser un «lobby» o grupo de presión farmacéutico. El título es engañoso, ya que hace creer al lector que prácticamente todos los ginecólogos europeos apoyan esos ensayos, cuando en realidad tales prácticas inhumanas suscitan horror y rechazo por parte de la gran mayoría de los médicos».

Según FEDERICO RUBIO ARIAS-PAZ, Ana Schwartz no contribuye, como pretendió la semana pasada en esta misma página, a «subsanar defectos e inexactitudes» en la Tercera de Tristan Garel-Jones. «Garel-Jones ni miente ni se equivoca al firmar como ex ministro, pues exactamente ocupó el cargo, entre otros, de «minister of State at the Foreign Office», en dependencia directa del «secretary of State for Foreign Affairs and The Commonwealth». Lo que ocurre es que en Inglaterra los secretario de Estado dependen siempre del primer ministro y casi todos los ministros lo hacen de los secretarios de Estado».

A ANDRÉS GARCÍA PLANAS le «alegra saber que Federico Martín Bahamontes fue un prodigio de bebé y que consiguiera ganar el Tour de Francia a la edad de un año (pág. 87 de ABC, 1 de julio)». Y pide: «A ver si revisamos bien lo que se escribe, ya que hay quien lee el diario y le gusta estar bien informado».