Siria se desangra en una imparable guerra civil
Agentes sirios trasladan en Damasco a uno de los heridos en el ataque con coche-bomba contra la sede central del partido Baaz, que sostiene al régimen de Al Asad - AFP
Cadena de atentados en Damasco

Siria se desangra en una imparable guerra civil

Actualizado:

La guerra civil en Siria sigue deparando su inacabable reguero de muerte y destrucción. Una cadena de atentados con coches-bomba en Damasco, corazón del régimen de Bashar al Asad, dejó ayer más de medio centenar de muertos y unos doscientos heridos, algunos de extrema gravedad, lo que hace prever que el número de fallecidos aumente en las próximas horas. Uno de los vehículos estalló en las inmediaciones del partido Baaz, sobre el que se sostiene el presidente, y otro cerca de la Embajada de Rusia, el único apoyo internacional que le queda a un acorralado Al Asad, que sigue sin aceptar la negociación con los grupos rebeldes. Algunos edificios civiles (como colegios o centros de transporte) y sus ocupantes se vieron afectados por las explosiones. El conflicto sirio, que extendía a Oriente Próximo las revoluciones de la llamada «primavera árabe», ha causado ya más de 70.000 muertos en los dos años que lleva activo, según las cifras manejadas por la ONU.