El Seprona ha constatado la comisión de 783 infracciones penales de maltrato/abandono de animales domésticos
El Seprona ha constatado la comisión de 783 infracciones penales de maltrato/abandono de animales domésticos - ABC

El Seprona realizó 1.100 actuaciones contra el maltrato animal en 2016

La mayoría de los animales afectados son perros, aunque la Guardia Civil también ha intervenido en operaciones relacionadas con peleas de gallos o el apuñalamiento repetido de una vaca hasta su muerte, por ejemplo

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) ha realizado durante 2016 más de 1.100 actuaciones contra el maltrato animal.

La mayoría de los animales afectados son perros, aunque las actuaciones también se extienden a otros animales, como caballos, gallos, reptiles, vacas y ovejas.

Además, los agentes han constatado la comisión de 783 infracciones penales de maltrato/abandono de animales domésticos, que han supuesto la detención o investigación de 490 personas.

En lo que se refiere a infracciones administrativas a la normativa de animales domésticos, el número de denuncias asciende a 11.729, relacionadas con el bienestar animal, la falta de idoneidad de los alojamientos, la higiene animal, el transporte inadecuado y los registros documentales y sanitarios.

Los delitos de maltrato o abandono de animales domésticos tienen estipuladas penas que pueden llegar hasta los 18 meses de prisión en el primer caso y una multa de seis meses e inhabilitación en el caso de abandono.

Entre las actuaciones más relevantes realizadas durante el pasado año por el Seprona destacan la «Operación Pugnator», desarrollada en Asturias y Cantabria contra las peleas de gallos, que finalizó con más de 200 animales intervenidos y 17 personas detenidas o imputadas; la «Operación Ears», llevada a cabo en la provincia de Huelva contra el maltrato animal por amputaciones de orejas y rabos a perros de caza, que culminó con 32 personas detenidas o imputadas, entre las que se encontraban cazadores y veterinarios, o la «Operación Pakirri» llevada a cabo en Guadalajara, que finalizó con la detención de una persona por el apuñalamiento repetido de una vaca doméstica hasta su muerte. La investigación comenzó a raíz de un vídeo publicado en la Red.