Aislamiento, hacinamiento, malnutrición, palizas.... Los elefantes sufren desórdenes físicos y psicológicos
Aislamiento, hacinamiento, malnutrición, palizas.... Los elefantes sufren desórdenes físicos y psicológicos - WORLD ANIMAL PROTECTION INTERNATIONAL

India podría prohibir los paseos en elefante por considerarlo una forma de maltrato

Así como su uso en desfiles en distintas celebraciones

Actualizado:

Dos jueces de los estados indios de Rajastán y Goa se han pronunciado sobre si supone un caso de maltrato animal el uso de elefantes como medio de transporte para los turistas, así como cuando se emplean en desfiles en distintas celebraciones. Lo han hecho tras recibir la petición formulada por el abogado del Centro de Rescate y Rehabilitación de la Vida Silvestre.

El letrado explica en su escrito que 80 de los 130 ejemplares que se destinan a fines turísticos en la capital del estado de Rajastán, Jaipur, carecen de lo necesario para cubrir sus necesidades más básicas, como cobertizos, por ejemplo.

Solo 50 de esos 130 elefantes son alimentados, bañados y sacados a pasear. Y solo porque el Gobierno de Rajastán asume su cuidado, dado que residen dentro de lo que se conoce como la «Villa Elefante», pubica el diario británico Daily Mail, que cita, a su vez, a The of Times India.

«El resto de animales que no forman parte de la villa son objeto de una intensa e implacabe crueldad física y mental, y sufren unas pobrísimas condiciones de vida. Los elefantes trabajan hasta el cansacio bajo condiciones de calor insufribles, sin disponer, además, de acceso a fuentes de agua. No se les presta atención si quiera a las infecciones, heridas, síntomas de depresión e hinchazón de espalda que padecen», detalla el letrado.

Sesenta y tres compañías que ofrecían esta clase de servicio a los turistas, montar en elefante para adentrarse en las zonas más agrestes de India, han anunciado que dejarán de hacerlo.

La Corte Suprema de la India ha emitido un aviso a todos los estados para solicitarles que busquen medidas encaminadas a proteger como corresponde -dado que se trata de un animal al que la ley ampara- y rehabilitar a los 3.000 elefantes cautivos que se estima hay en el país (bajo custodia de los departamento de Bosques, zoos, circos, personas privadas e instituciones relgiosas), informa el portal The Asian Age. Y continúa recabando datos sobre más casos de maltratos denunciados para emitir un fallo definitivo al respecto.