El futuro de la educación ambiental, a debate en Conama 2018
El futuro de la educación ambiental, a debate en Conama 2018

La educación ambiental llega a Conama con un nuevo impulso

Ligada a los ODS se transforma en educación para la sostenibilidad que compromete a toda la sociedad

Actualizado:

Muchos son los temas, las cuestiones, las actividades y debates que están centrando Conama 2018. Y en su «Rumbo 20.30» la educación ambiental no podía faltar -como no lo ha hecho en ninguna de sus anteriores citas- con las aportaciones, conclusiones y estrategias de futuro de un comprometido Grupo de Trabajo del Conama, que reclama con fuerza su inclusión dentro de la Ley de Educación. En esta ocasión se ha querido visibilizar la importancia de la educación ambiental en su relación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y demostrar que, no es algo solo para niños, sino de gran importancia para toda la sociedad.

«La educación ambiental es esencial para comprometer a toda la sociedad hacia un cambio de modelo más sostenible», afirma María Carmen Perdices, asesora del Centro de formación ambiental Villaviciosa de Odón y de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid y miembro del grupo de trabajo de Conama. La sesión de mañana se abrió con la presentación de un documento guía que hace un interesante recorrido a través de la evolución histórica de la educación ambiental en el ámbito internacional. «El objetivo fundamental de esta guía es que alguien que quiera establecer o realizar un programa de educación ambiental pueda utilizarlo para ilustrar el valor que tiene un pequeño proyecto vinculado a un ámbito más grande como es el internacional», explica Perdices.

La importancia que tiene la educación ambiental para la consecución de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible quedó clara con la exposición de diferentes docentes y expertos que fueron enumerando problemas y soluciones desde el ámbito educativo. Por ello, aclara Perdices «hablamos de educación para la sostenibilidad, que no se encuentra ligada solo a los niños y los colegios, sino a todos los sectores. Se trata de una herramienta esencial para conseguir los compromisos internacionales».

El análisis de la educación ambiental en España corrió a cargo de Javier Benayas, profesor de Ecología de la Universidad Autónoma de Madrid, David Alba, investigador de la asociación Transitando y Concepción Piñeiro, investigadora de Altekio. Benayas señala que «tenemos un mundo enfermo, y los educadores aplicamos esta medicina, pero el problema es que la enfermedad cada vez avanza más rápido, y debemos ser autocríticos para conseguir que el remedio sea cada vez más eficaz. Hay que hacer más y teorizar menos. Hasta ahora puede que la educación ambiental haya hecho más hincapié en el prospecto que en la cura. Hay que hacer más y teorizar menos, y actuar desde la ilusión y el optimismo», porque insiste, «la educación ambiental el arma fundamental para la transformación social hacia un futuro sostenible».