El 29% de las frutas y las hortalizas frescas compradas por los hogares europeos se desperdicia
El 29% de las frutas y las hortalizas frescas compradas por los hogares europeos se desperdicia - ABC
35,3 KG POR PERSONA

El 29% de las frutas y las hortalizas frescas compradas por los hogares europeos se desperdicia

Pese a que el 12% de esta cifra sería evitable, apunta un estudio publicado por la CE

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Según un reciente estudio publicado por la Comisión Europea, las frutas y hortalizas frescas contribuyen a casi el 50% del desperdicio de alimentos generado por los hogares de la UE.

Un dato que los autores del informe se esperaban dado que las frutas y hortalizas representan alrededor de un tercio de las compras totales de alimentos, y dado que parte de su masa no es comestible (por ejemplo, cáscara) y son altamente perecederos y relativamente baratos.

Sin embargo, el estudio ha descubierto cómo los residuos evitables podrían reducirse aplicando estrategias de prevención específicas, y cómo los residuos inevitables (en forma de partes no comestibles del producto como la cáscara, etc.) podrían gestionarse de forma mucho más sostenible durante la etapa de producción y reciclado para su uso más eficiente dentro del nuevo modelo de economía circular.

Los investigadores calcularon los desperdicios inevitables (desechos provenientes de la preparación o el consumo de alimentos que no son, y nunca han sido, comestibles en circunstancias normales) y los desechos evitables (alimentos desechados que fueron, en algún momento antes de la eliminación, comestibles) para 51 tipos de productos frescos en seis países de la UE (Alemania, España, Dinamarca, Países Bajos, Finlandia y Reino Unido) en el año 2010.

Según el estudio, cada año se producen 21,1 kilos (kg) de desechos inevitables y 14,2 kg de desechos evitables per cápita en la UE. En promedio, el 29% (35,3 kg por persona) de las frutas y las hortalizas frescas compradas por los hogares en la UE-28 se desperdicia, el 12% (14,2 kg) de esta cifra total es evitable, apuntan los autores, que encontraron grandes diferencias entre los países analizados en función de los diferentes niveles de «comportamientos derrochadores» (vinculados a factores culturales y económicos) y de los patrones de consumo (que influyen en la cantidad de residuos inevitables generados).

Por ejemplo, aunque las compras de verduras frescas son más bajas en Reino Unido en comparación con Alemania, la cantidad de desechos inevitables generados per cápita es casi la misma en ambos estados, aunque la cantidad de desechos evitables es más alta en Reino Unido.

Una de las conclusiones más sorprendentes ha sido constatar que los ciudadanos que gastan un mayor porcentaje de sus ingresos en alimentos generan menos desechos evitables.