La dañina roya del trigo se propaga rápidamente por la cuenca del Mediterráneo

Se trata de enfermedad fúngica que el viento transporta a grandes distancias y que causa pérdidas de hasta el 100% en las cosechas de este cereal «vulnerables y no tratadas», advierte la FAO

Actualizado:

La roya del trigo, una enfermedad fúngica que puede causar pérdidas de hasta el 100% de las cosechas en trigos vulnerables y no tratados, avanza en Europa, África y Asia, advierten los dos últimos estudios científicos en los que ha colaborado la organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Los informes, resaltados en la revista Nature tras su publicación por la Universidad de Aarhus en Dinamarca y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), alertan de la aparición de nuevas variedades de roya amarilla y del tallo en diversas regiones del mundo en 2016.

Al mismo tiempo, las variedades de roya ya conocidas se han extendido a nuevos países, según confirman los expertos, haciendo necesarias «medidas de detección temprana» para evitar «graves daños» a la producción de trigo, «en particular en la cuenca del Mediterráneo», alerta la FAO.

El trigo es una fuente de alimento y subsistencia para más de mil millones de personas en los países en vías de desarrollo. Por sí solos, África septentrional y oriental, Oriente Medio y Asia occidental, central y meridional -vulnerables a las enfermedades de la roya- representan alrededor del 37% de la producción mundial de trigo.

Las royas del trigo se propagan rápidamente a grandes distancias con el viento. Si no se detectan y tratan a tiempo, pueden transformar un cultivo de aspecto saludable -a tan sólo unas semanas de la recolección-, en una maraña de hojas amarillentas, tallos negros y granos marchitos.

Los fungicidas pueden ayudar a limitar el daño, pero la detección temprana y la acción rápida resultan cruciales, subrayan desde la organización. «Igual que las estrategias de gestión integrada a largo plazo».

Considerada insignificante hasta hace poco

En la isla de Sicilia, una nueva raza de patógeno de roya del tallo afectó a varios miles de hectáreas de trigo duro en 2016. Se trata del mayor brote de la enfermedad que se ha documentado en Europa en décadas.

Italia, Marruecos y cuatro países de Escandinavia han visto aparecer una variedad completamente inédita de roya amarilla que todavía no cuenta con un nombre. Cabe destacar que la nueva raza ha tenido mayor prevalencia en Marruecos y Sicilia, donde la roya amarilla se consideraba insignificante hasta hace poco.