Wyoming aprueba una polémica caza de osos grizzlies en las inmediaciones de Yellowstone
Wyoming aprueba una polémica caza de osos grizzlies en las inmediaciones de Yellowstone - REUTERS | Jim Urquhart
ESTADOS UNIDOS

Wyoming aprueba la caza de osos grizzlies en las inmediaciones de Yellowstone

Se permitirá a los cazadores, por primera vez en 43 años, abatir 22 ejemplares a partir del 1 de septiembre

Actualizado:

El estado de Wyoming (EE.UU.) ha aprobado un plan que establece, por primera vez en 43 años, una temporada de caza con el oso grizzly como protagonista.

La decisión, que despeja el camino para que los cazadores deportivos disparen y abatan a 22 grizzlies durante la temporada, que comenzará el 1 de septiembre, llega dos semanas después de que el estado vecino de Idaho aprobara un plan similar, pero por el que solo se permitirá dar muerte a un único ejemplar de la especie.

La caza con licencia autorizada por el estado de Wyoming de los citados osos pardos tendrá lugar fuera del Parque Nacional de Yellowstone. La medida se adoptó en junio pasado, cuando el Servicio de Vida Silvestre de Estados Unidos anunció que los grizzlies dejaban de considerarse una especie amenazada en la región.

La decisión de la administración estadounidense actual, presidida por Donald Trump, de eliminar de la lista a los grizzlies, propuesta formalmente en 2016 durante la era del anterior mandatario, Barack Obama, se ha basado en los censos realizados por el Servicio de Vida Silvestre, los cuales evidencian, apuntan desde el organismo, la «suficiente recuperación de la especie como para que no siga necesitando la salvaguarda federal».

Los tres estados que bordean Yellowstone (Wyoming, Idaho y Montana) podrán, a partir de ahora, gestionar la vida silvestre que albergan sus territorios de forma discrecional.

Diversos grupos de activistas medioambientales han pedido que se restaure el estatus de protección federal de los grizzlies; argumentando, entre otras razones, que «el cambio climático y la cacería ilegal aún amenazan la viabilidad» de la especie.

A diferencia de Wyoming e Idaho, Montana ha decidido mostrar su preocupación sobre la recuperación a largo plazo de una población de osos que «posiblemente sea una de las más celebradas y fotografiadas en el mundo».

División cultural

Los grizzlies también se encuentran en el epicentro de una división cultural entre los nativos americanos, que reverencian a los osos, y los granjeros y otros colectivos, que los ven como «criaturas que amenazan potencialmente su ganado y suponen un obstáculo para una mayor explotación minera, la tala y el desarrollo de energía fósil».

En una conferencia de prensa celebrada esta semana, algunos líderes tribales de Wyoming denunciaron que la caza planificada desde el estado incluye una cláusula para el hostigamiento de los osos bajo ciertas circunstancias en algunas áreas.

Por su parte, los cazadores reclaman más licencias para una cacería que las autoridades de Wyoming insisten en que «no reducirá significativamente» la población de osos pardos.