Vídeo: Así de cruel es la caza furtiva de un pangolín
Vídeo: Así de cruel es la caza furtiva de un pangolín - WORLD ANIMAL PROTECTION

Vídeo: Así de cruel es la caza furtiva de un pangolín

El mamífero más traficado del mundo por sus escamas

Actualizado:

Un vídeo grabado con un teléfono móvil por un técnico de World Animal Protection, que se encontraba en Assam, uno de los 29 estados que forman India, completando un estudio que la organización ha desarrollado en el país durante los dos últimos años junto a la Universidad de Oxford (Reino Unido) sobre las prácticas de caza tradicionales, ha desvelado la crueldad de estas para con los animales.

En el vídeo se ve, concretamente, a una hembra de pangolín que, aterrorizada, se esconde de los cazadores en un árbol ahuecado, aferrándose a la vida mientras estos tiran de su cola.

Los cazadores, que usan hachas para cortar el árbol, no consiguen extraer a la hembra, por lo que deciden prender fuego al tronco para ahumarla.

Escamas de pangolín
Escamas de pangolín- WORLD ANIMAL PROTECTION

La falta de oxígeno y el temor a perder el conocimiento impulsan a la pangolín a salir de su improvisado refugio. Pero lejos de alcanzar la ansiada libertad, la hembra es capturada e introducida en una bolsa. El animal termina en una choza donde resulta golpeada de forma reiterada con un machete hasta que, completamente ensangrentada, apenas puede moverse. Su trágica lucha concluye cuando es arrojada a un caldero de agua hirviendo.

Las escamas de pangolín se utilizan como elementos decorativos en rituales y para la confección de joyas, así como en la medicina tradicional asiática, particularmente en China y Vietnam, donde se considera que poseen propiedades curativas. Sin embargo, «las escamas de pangolín están hechas de queratina, el mismo material que produce las uñas y el cabello humano, los cuales no tienen un valor medicinal comprobado», subrayan desde World Animal Protection.

«El problema no solo es importante a nivel de conservación, sino que supone una preocupación para el bienestar animal. Si queremos proteger a los pangolines del dolor y el sufrimiento en sus países de origen, debemos abordar el comercio ilegal que alimenta la caza furtiva», explica Neil D’Cruze, asesor de la organización en temas relacionados con la vida silvestre.

Las escamas de un solo pangolín ofrecen una suma de dinero que cambia la vida de las personas con menos recursos en India

«El aumento de la demanda impulsada por la medicina tradicional asiática está haciendo que los pangolines representen una captura lucrativa y que su número de ejemplares salvajes esté cayendo en picado. Es fácil saber por qué están siendo explotados comercialmente: las escamas de un solo pangolín pueden ofrecer una suma de dinero que cambia la vida de las personas con menos recursos de estas comunidades. Aunque de ninguna manera es sostenible», sentencia David Macdonald, profesor del departamento de Zoología de la Universidad de Oxford.