Apoyo europarlamentario a la prohibición estricta del finning

El informe de la Comisión de Pesca deroga la exención que permitía a algunos buques de la UE cercenar las aletas de tiburón cuando aún estaban navegando

Actualizado:

La Comisión de Pesca del Parlamento Europeo ha decidido apoyar la prohibición estricta del finning (cercenamiento de las aletas de tiburón y arrojar el cuerpo al mar) en aguas de la UE y a barcos de la UE en todo el mundo.

Su informe, votado esta mañana en Bruselas, recomienda solucionar diversos vacíos legales en la actual legislación europea sobre el finning, derogando una exención que permitía a algunos buques cortar las aletas cuando aún estaban navegando (política de aletas adheridas). Como último paso del proceso, el texto irá ahora al Plenario, donde tendrá lugar la votación final del Parlamento, informa Oceana.

El sector pesquero ha manifestado que la prohibición estricta del finning le supondrá un gasto de 9,4 millones de euros. Cifra que la organización de conservación marina internacional rechaza.

«Los palangreros de superficie españoles y portugueses que están autorizados para cercenar las aletas a bordo recibieron más de 117 millones en subvenciones de la UE entre 1994 y 2007. Los costes anuales estimados por la industria representan, como mucho, un 8% de dicha cantidad», explica Xavier Pastor, director ejecutivo de Oceana Europa.

De los barcos subvencionados, 35 recibieron más de 1 millón de euros de la UE, mientras que el sector estima que la política de aletas adheridas tendría un coste aproximado de 22.000 euros por barco y año, señala el informe de la ONG.