Carlos Magadalena: «¿Cómo podemos llamarnos desarrollados si dañamos lo que nos da alimento, medicina y oxígeno?»
Carlos Magadalena: «¿Cómo podemos llamarnos desarrollados si dañamos lo que nos da alimento, medicina y oxígeno?» - EFE

«¿Cómo podemos llamarnos desarrollados si dañamos lo que nos da alimento, medicina y oxígeno?»

80.000 especies de plantas se encuentran en peligro de extinción, advierte el botánico Carlos Magdalena

Jericó (Colombia)Actualizado:

El botánico español Carlos Magdalena, conservador senior del Real Jardín Botánico de Kew (Londres), considera que «perder la capacidad de entender a la naturaleza» tiene en peligro de extinción a 80.000 especies de plantas, pues comprender «la biodiversidad es clave para la supervivencia».

«La casa está ardiendo y nadie grita», dijo a Efe Magdalena para explicar el grado de destrucción que ha alcanzado el planeta.

Para Magdalena, de 46 años y reconocido por su habilidad para recuperar especies amenazadas, una medida vital para mitigar esto parte de entender cómo funciona la naturaleza, pues, a su juicio, «no puedes proteger algo que ni siquiera sabes que existe».

«La cultura, el conocimiento y la capacidad de entender la naturaleza se está perdiendo y eso es determinante para intentar cambiar esto. El proteger y entender la biodiversidad es clave para la supervivencia. No hay más discusión que esa», apostilló el experto, nacido en Asturias.

El denominado «mesías de las plantas», apelativo que dio nombre a su libro y ganado en gran medida a su habilidad para recuperar especies como el café marrón (Ramosmania rodriguesii), percibe que la destrucción funciona en ocasiones de forma «aleatoria y por descontrol».

«Necesidades momentáneas generan destrucciones eternas», sentenció el botánico, que lleva dos décadas en el Kew, donde desarrolló ampliamente su fascinación por estudiar las plantas.

«¡Cortas un árbol de 2.000 años para hacerte un pollo!», indicó, al referirse a un proyecto de conservación en el que participó en Perú sobre la reforestación del Huarango, cortado para hacer algo «tan banal» como pollo a la brasa.

Por acciones de ese tipo, según Magdalena, se calcula que unas 80.000 especies de plantas están en peligro de extinción, es decir, «una de cada cuatro especies», aunque cree que serían más porque varias se necesitan entre sí para coexistir.

«No hay opción, hay que conservar. No hay más que eso. Todo lo que comemos son plantas o cosas que comen plantas», añadió el botánico, quien está de visita en Colombia a cargo de un panel en el «Hay Festival Jericó», donde generó reflexiones y reivindicó el papel de los indígenas.

Un planeta con 400.000 especies de plantas es «mucho más rico» que uno con 100.000, pues todo tiene un uso, aunque todavía no se conozca

«Ellos respetan el medio ambiente y no hace falta contarles una película de ecología porque entienden que no son los dueños de la naturaleza», recalcó el botánico y se preguntó: «¿Cómo podemos llamarnos desarrollados si dañamos lo que nos da alimento, medicina y oxígeno?».

Para Magdalena, encantado con la «impresionante biodiversidad» de Colombia en su primera visita, curiosamente todos esperan que «alguien venga a salvarlos cuando realmente tenemos que salvarnos de nosotros mismos». Resaltó que un planeta con 400.000 especies de plantas es «mucho más rico» que uno con 100.000, pues todo tiene un uso, aunque todavía no se conozca.