Los ecologistas critican las modificaciones a la Ley de Costas

A. A. C.
Actualizado:

MADRID. Las organizaciones ecologistas Greenpeace y WWF/Ade-na arremetieron ayer contra las modificaciones «encubiertas» que el Gobierno introducirá en la Ley de Costas de 1988 a través de la Ley de Acompañamientos a los Presupuestos del Estado de 2003.

Las críticas se dirigen tanto a la forma -una «vía rápida sin apenas debate ni análisis»- como al fondo de los cambios, ya que «fomentan la ocupación más completa del espacio costero». Las modificaciones afectan a seis artículos y una disposición transitoria. Los ecologistas denuncian que en varios artículos se introducen plazos, y que éstos son muy cortos, para notificar la resolución de infracciones o procedimientos de deslinde. También se cuestiona la redacción de un artículo porque puede interpretarse como una subordinación de la protección costera a los planes de ordenación territorial o urbanísticos. Y se critica la inclusión de una disposición transitoria que, según afirman, autoriza construir en la servidumbre de protección, la franja de 20 metros desde la ribera del mar.

Interpretación oficial

Fuentes jurídicas del Ministerio de Medio Ambiente precisaron que esa disposición ya figuraba en el Reglamento de la Ley y no ha sido obtejo de cambios, salvo en su redacción para evitar las interpretaciones abusivas que ocurrían. Según Medio Ambiente, los cambios en la Ley son «pequeños retoques» para adaptarla a la sentencia 149/91 del Tribunal Constitucional y a la Ley de Procedimiento Administrativo 30/92, que «obliga a poner plazos». Los elegidos, dice el Ministerio, son los adecuados para garantizar el principio de seguridad jurídica.