China quiere un acuerdo parcial sobre el clima y seguir negociando en 2010

EFE | COPENHAGUE
Actualizado:

China ha instado hoy a consensuar un acuerdo vinculante en la Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático (COP15) de Copenhague, si bien ha abierto la posibilidad de dejar algunos aspectos afuera y que se podrían negociar el próximo año.

"Confiamos en cerrar un acuerdo global y vinculante en Copenhague, no podemos desperdiciar esta oportunidad, aunque no haya consenso en algunos aspectos. Se puede seguir negociando luego dentro de la hoja de ruta marcada en Bali -en la reunión celebrada a finales de 2007- y por la ONU", declaró hoy el director del departamento chino de Cambio Climático de la Comisión del Desarrollo Nacional, Su Wei.

El jefe de la delegación china desplazada a Copenhague ha enfatizado que "no es correcto forzar ideas que otros no pueden aceptar".

Brasil pide que los ricos reduzcan sus emisiones en un 40%

Brasil y otros 35 países han suscrito un texto incluido en las negociaciones de la Cumbre de la ONU sobre el Cambio Climático (COP15) que exige a los países industrializados que reduzcan sus emisiones de efecto invernadero en al menos un 40%, casi el doble de lo que propone el bloque industrializado.

Así lo ha comunicado hoy en rueda de prensa el jefe de la delegación brasileña en Copenhague (Dinamarca), Luiz Alberto Figueiredo Machado, quien ha querido quitar hierro al texto filtrado a principios de semana y atribuido a países emergentes como China, la India y Brasil.

"No era un texto formal y no lo distribuyó Brasil. Era un papel con ideas, un documento de trabajo redactado en un momento concreto de las negociaciones, hace un par de semanas. Y ya se ha superado", ha afirmado.

Según dijo, el único documento que Brasil ha defendido en las sesiones plenarias es el que reclama a los países ricos un recorte de sus emisiones contaminantes de un 40% con respecto a los niveles de 1990 en 2020. "Ésa es nuestra postura", ha apostillado.

Rusia, dispuesta a reducir un 25% sus emisiones

Rusia está dispuesta a reducir hasta un 25 por ciento sus emisiones de gases de efecto invernadero para 2020 desde los niveles de 1990 dentro de un acuerdo integral sobre el cambio climático, ha indicado este jueves un delegado ruso enviado a la conferencia de Copenhague, a cuya clausura asistirá el presidente ruso, Dimitri Medvedev, según ha informado el Kremlin este mismo día.

El delegado Oleg Shamanov ha dicho que los porcentajes de entre el 22 y el 25 "manifestados por el presidente", significan que Rusia está dispuesta a recortar las emisiones de gases de efecto invernadero "si se logra un nuevo acuerdo integral sobre emisiones", ha informado RIA