«El reto está en hacer conscientes a los gobiernos de la inmensa riqueza que aporta el monte español», declara Carlos del Álamo
«El reto está en hacer conscientes a los gobiernos de la inmensa riqueza que aporta el monte español», declara Carlos del Álamo - ABC
EN ESPAÑA

Día de la Eficiencia Energética: la biomasa es uno de los pocos sectores que pueden garantizar beneficios económicos

El Colegio de Ingenieros de Montes estima que un aprovechamiento anual de 10 millones de toneladas de este combustible natural e inagotable puede originar 10.000 empleos

Actualizado:

Hoy, 5 de marzo, se celebra el Día de la Eficiencia Energética a fin de concienciar a la sociedad sobre la necesidad de reducir el consumo de energía (sobre todo de la que se obtiene a partir de los combustibles fósiles).

Los ingenieros de Montes han querido destacar en esta fecha que es posible ahorrar en el consumo de combustibles fósiles y crear empleo mientras se genera energía y calor «con la misma materia prima que emplearon los primeros hombres capaces de controlar el fuego: con la madera de nuestros bosques», explican en una nota.

Aunque, tal y como reconoce Carlos del Álamo, decano del Colegio de Ingenieros de Montes, el actual desarrollo tecnológico «nos permite controlar en todo momento la generación de esa energía calorífica, y obtener de ella un mayor rendimiento».

«Tenemos un gran potencial», manifiesta Del Álamo. «El reto está en hacer conscientes a los gobiernos de la inmensa riqueza que aporta el monte español. España ocupa el tercer puesto en energía producida por biomasa forestal, y nuestro país aumenta cada año su índice de masa forestal a pesar la ausencia de una gestión correcta en muchos de nuestros bosques y de los incendios forestales».

Para el decano el sector de la biomasa en España representa uno de los pocos factores positivos que pueden garantizar beneficios a la economía española siempre que se apueste por la producción y el consumo de biomasa forestal (un combustible inagotable con una correcta planificación).

Según las estimaciones del Colegio de Ingenieros de Montes, un aprovechamiento anual de 10 millones de toneladas pueden originar 10.000 puestos en los trabajos de recogida, tratamiento y distribución del combustible. A los que habría que sumar los empleos generados en la construcción y mantenimiento de las instalaciones de consumo.

Ahora, al menos dentro de España, está más extendido el uso de la biomasa forestal como energía calorífica que en la generación de energía eléctrica, pero su crecimiento no cesa. «La tendencia es clara: en el año 2010 se generaron 2 millones de toneladas de biomasa; en 2010, 15 millones de toneladas; para el año 2020 hay una previsión de más de 46 millones de toneladas de biomasa generados», concluye Del Álamo.