La energía eólica crece un 19% en el mundo en 2012
La crisis financiera y el cambio de opinión de los políticos a la hora de apoyar a las renovables lastran la subida, por debajo de la media registrada en la última década: 22% - ABC

La energía eólica crece un 19% en el mundo en 2012

España ocupa la cuarta posición en capacidad acumulada, por delante de India, Reino Unido e Italia, aunque invirtió menos que ellos en instalaciones eólicas

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La capacidad de producción de las instalaciones eólicas en el mundo aumentó cerca de un 19% en 2012, según un informe publicado ayer por el Consejo Mundial de Energía Eólica (GWEC por sus siglas en inglés), que critica el futuro incierto que afronta el sector en los países desarrollados.

El año pasado, la capacidad de la industria eólica alcanzó los 282,6 Gigavatios (GW) a nivel global, lo que supone un incremento del 18,7% desde los 238,1 GW de 2011. Una «subida excelente dado el contexto económico», apuntan desde el GWEC.

Sin embargo, el dato anterior se sitúa por debajo de la media de crecimiento de la última década, un 22%, según el análisis del GWEC, que representa a empresas del sector a escala mundial.

España es el cuarto país del planeta en capacidad acumulada, con 22,8 GW y una cuota global del 8,1%, por delante de India, Reino Unido e Italia. Aunque en 2012 quedó por detrás de todos ellos en cuanto a nuevas inversiones en el sector.

«La crisis financiera en España y el cambio de opinión sobre el apoyo a las renovables supusieron que las (nuevas) instalaciones cayeran hasta los 1,1 GW (desde los 21,7 GW del año anterior), sin perspectivas de recuperación a corta plazo», argumenta el GWEC.

«La energía eólica puede ser variable, aunque la mayor amenaza al aumento estable de la industria es la imprevisibilidad de los políticos que establecen los marcos para el sector energético», advirtió Steve Sawyer, secretario general del GWEC en un comunicado.

Encarecimiento del precio

En este sentido, el director de la Asociación Europea de la Energía Eólica, Thomas Becker, criticó que la Eurocámara haya rechazado aplazar la subasta de nuevos permisos de emisión de gases de efecto invernadero, con el objetivo encarecer su precio y obligar a la industria europea a ser menos contaminante.

«Si de verdad quieres energía eólica u otras renovables, debes forzarlo», denunció el que fuera ministro de Clima y Energía de Dinamarca durante la presentación del informe en Bruselas.

Becker sostuvo que deberían haberse retirado muchos más de 900 millones de derechos de emisión -los que había propuesto la Comisión Europea-. En su opinión, este hecho hubiera permitido poner punto y final a las subvenciones de la energía eólica, puesto que «hubiera sido capaz de competir».

Aun así, alertó de que «no se trata simplemente del CO2». También es una cuestión de desarrollo económico. «Los productores de energía eólica en los Estados Unidos, Japón y China se frotaron ayer las manos» ante la decisión de los eurodiputados.

Nueva capacidad instalada

De acuerdo con los datos presentados por el Consejo Mundial de Energía Eólica, la Unión Europea sigue siendo líder en cuanto a capacidad acumulada de generación de energía eólica total se refiere, con 106,0 GW, por delante de China y Estados Unidos, con 75,3 GW y 60,0 GW respectivamente. Sin embargo, ambos países fueron los que instalaron más capacidad nueva en 2012.

Brasil entró con fuerza en la carrera eólica, y ya es el octavo país con más capacidad nueva instalada en 2012, aunque podría llegar a escalar hasta la segunda posición en 2013, reconoció Sawyer.

El GWEC prevé para 2013 un descenso del 4,6% del ritmo de crecimiento de la capacidad eléctrica generada por granjas eólicas, mientras que para los siguientes cuatro años espera una bajada más moderada, aunque la capacidad global no dejará de incrementar.

Para acabar de impulsar el sector eólico, Sawyer indicó que «será fundamental alcanzar un nuevo acuerdo sobre el clima», aunque reconoció que es muy poco probable que los Gobiernos lleguen a un pacto durante la presente década.

Por su parte, Becker criticó los incentivos a los combustibles fósiles que, según los datos del Consejo Mundial de Energía Eólica, son de 110 dólares por cada tonelada: «Comparado con nuestros competidores, nosotros no estamos subvencionados», lamentó.