El sistema digestivo de los perros y gatos no está preparado para procesar los hidratos de carbono, que terminan convirtiéndose en perjudiciales azúcares y grasas
El sistema digestivo de los perros y gatos no está preparado para procesar los hidratos de carbono, que terminan convirtiéndose en perjudiciales azúcares y grasas - WWW.OKMASCOTA.ES

¿Qué pienso le conviene a mi mascota?

Perros y gatos son carnívoros. No hay que olvidarlo. Por ello, necesitan alimentos más naturales, que incluyan un mayor porcentaje de proteína animal y menos cantidad de cereales

Actualizado:

Las mascotas forman parte de la familia. Cualquier dueño desea lo mejor para su perro o su gato. Y una buena nutrición es vital para que estos fieles compañeros lleguen a «viejos» con una salud de hierro. En España, los piensos y comidas húmedas naturales se están introduciendo poco a poco. Se trata, se podría decir, de un «fenómeno reciente», pero que lleva años implantado en los países del centro y norte de Europa, en Reino Unido, en Estados Unidos o en Canadá.

Los piensos naturales se diferencian de los industriales, básicamente, en dos aspectos: 1) Su porcentaje en proteína carne es mayor y ésta, además, es apta para el consumo humano, dado que no procede de subproductos animales (pico, plumas, patas). 2) Su porcentaje de cereales es mínimo o no los contienen.

Los perros y gatos son carnívoros. Su sistema digestivo no está preparado para asimilar los hidratos de carbono que contienen los cereales. A diferencia de los omnívoros, carecen de una enzima, llamada amilasa, que les impide procesar mediante la saliva estos alimentos antes de que pasen al tracto digestivo, donde terminan convirtiéndose en perjudiciales azúcares y grasas.

Más longevos

En el caso de los canes, éstos pueden digerir bien la patata y el arroz, pero no así el trigo y la soja. Tienen una ventaja con respecto a los mininos, dado que llevan más de 10.000 años conviviendo con los humanos y alimentándose de sus sobras. Los gatos, en cambio, son cazadores naturales y la diabetes, así como otras enfermedades (alergias, cáncer, sobrepeso), son cada vez más frecuentes entre los animales de compañía más «mayores». Las mascotas han aumentado su esperanza de vida, pero a costa de su salud, comenta Pedro Arce, director de la plataforma www.okmascota.es, que lleva un año en funcionamiento.

«Vimos como, al igual que nosotros, cada vez había más propietarios de perros buscando una alternativa más natural a la alimentación de sus mascotas y que se encontraban con dificultades para encontrar los piensos. Por ello, decidimos contribuir a solucionar y satisfacer esa necesidad creando un nuevo canal de información y distribución especializado», señala Arce.

Cuando tengas que adquirir un pienso o una comida húmeda para tu perro o gato has de fijarte en que el primer componente que venga indicado en la etiqueta aluda a la proteína animal. Cuántos más datos (y más concretos) aparezcan en la misma mejor: por ejemplo, que se especifique el tipo (pollo o cordero) y cuál es su origen (huesos o picos) o si se trata de carne fresca o harina de ave; dado que la carne fresca contiene agua que se evapora cuando se prepara el pienso, por lo que habría que restar el 80% de ese porcentaje indicado; aunque la calidad de su proteína siempre será superior a la de las harinas, explica Arce.

Los piensos industriales continen conservantes artificiales, que les permiten un periodo de almacenaje mayor, y saborizantes con los que, en cierto modo, se «engaña» a las mascotas: las bolas de carne -rellenas de cereales para abaratar costes- les huelen y saben, así, bien.

Los piensos naturales pueden usarse como complemento a la comida casera. Antes, los carniceros eran los principales proveedores de la alimentación de los animales domésticos. «Se iba a comprar la carne para la familia y para el perro. Hoy, muchas veces por falta de tiempo o de información, solo puedes asegurarte de que estás proporcionándole los nutrientes que necesita (también minerales y vitaminas, además de las proteínas) gracias a los piensos. Pero hay que buscar aquellos que se adapten a la biología de tu mascota», conlcuye Arce.