El bloque comunitario ha logrado en 2013 un nuevo recorte de sus emisiones del 1,8% con respecto al año precedente
El bloque comunitario ha logrado en 2013 un nuevo recorte de sus emisiones del 1,8% con respecto al año precedente - EFE

La UE ha reducido sus emisiones de CO2 en un 19% con respecto a los niveles de 1990

Está a un paso de cumplir el objetivo del 20% para 2020 gracias a la «ambición» y las «cuantiosas inversiones» de los Estados miembros, señala la Comisión Europea

Actualizado:

La Unión Europea (UE) está a solo un punto porcentual de cumplir su objetivo de recorte de emisiones de dióxido de carbono (CO2) para 2020, al haber logrado ya una rebaja del 19%, muy cerca del 20% que se marcó como meta para dentro de seis años, informó ayer la Comisión Europea (CE).

La cifra se debe a que el bloque comunitario ha logrado en 2013 un nuevo recorte de sus emisiones del 1,8% con respecto al año precedente, lo que sitúa la rebaja total lograda hasta ahora en el 19% en comparación a los niveles de CO2 de 1990, explicó la CE en un comunicado.

El Ejecutivo comunitario asegura que, en vista de este avance, «la UE no solo está en vías de conseguir el objetivo de 2020, sino que además puede superarlo».

«Las políticas funcionan. De ahí que los dirigentes de la UE decidieran la semana pasada mantener su nivel de ambición y llegar al menos a un 40% en 2030, lo que requerirá cuantiosas inversiones», aseguró la comisaria europea de Acción por el Clima, Connie Hedegaard.

Clima y energía

El nuevo balance forma parte del informe anual sobre recorte de emisiones que publican la CE y la Agencia Europea de Medio Ambiente, que este año incluye por primera vez datos sobre la utilización de los ingresos fiscales procedentes de la subasta de derechos de emisión.

Esta nueva fuente de ingresos de los Estados miembros ascendió a 3.600 millones de euros en 2013, de los cuales, unos 3.000 millones se destinarán al clima y la energía; una cifra muy superior al 50% recomendado en la directiva comunitaria sobre la materia.

«Es alentador que los Estados miembros hayan decidido utilizar la mayor parte de los ingresos actuales procedentes del ETS (el sistema europeo de comercio de emisiones) para invertir en clima y energía y seguir llevando a cabo la transformación hacia una economía baja en dióxido de carbono», sostuvo la comisaria.

La CE precisa que países como Francia, República Checa y Lituania utilizan todos los ingresos procedentes de las subastas en proyectos para mejorar la eficiencia energética de los edificios, mientras que otros como Bulgaria, Portugal y España los destinan, en su mayoría, para desarrollar la energía renovable.

Alemania, por ejemplo, los dirigen a un fondo destinado al clima y la energía que apoya una amplia gama de proyectos de diferentes ámbitos: investigación y transporte sostenible, entre ellos. Reino Unido, por su parte, se centra en la eficiencia energética, las energías renovables, la investigación y la ayuda financiera a los hogares con bajos ingresos en relación con los gastos de energía.

Estos ingresos complementan los fondos del programa " NER 300" de la UE, que destina 2.100 millones de euros para apoyar 39 grandes proyectos de demostración sobre tecnologías limpias en Europa.