Deforestación
Deforestación - ABC
UN 62% DURANTE LAS DOS ÚLTIMAS DÉCADAS

Los bosques tropicales desaparecen a un ritmo mayor al estimado con anterioridad

América Latina y Asia son las regiones más castigadas por la tala ilegal y los incendios provocados

Actualizado:

El ritmo al cual desaparecen los bosques tropicales (bien producto de la deforestación -legal o incontrolada-, de los incendios -naturales o provocados por los agricultores para destinar la tierra a posteriori a cultivos- o de cualquier otra forma de pérdida) no se habría estimado de forma adecuada: lejos de reducirse se habría acelerado, concluye la Universidad de Maryland.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estimó en su último estudio una tasa de desaparición de los bosques tropicales del 25% durante los últimos 20 años. Sin embargo, los investigadores de la citada intistución académica estadounidense cifran el ratio en un 62% para el mismo periodo. El equipo ha llegado a la conclusión tras examinar las imágenes obtenidas vía satélite de 5.444 áreas en 34 países (cuya superficie forestal suma el 80% de la total del planeta).

Durante el periodo 1990-2000 la perdida anual de bosques tropicales registrada para el conjunto de estos 34 países fue de 4 millones de hectáreas (ha). Durante el periodo 2000-2010 la perdida ascendió hasta los 6,5 millones de ha por año. «Es como si cada lustro se deforestara un área tan grande como Noruega», ponen como ejemplo los expertos.

América Latina es la región que más bosque tropical pierde cada año: 1,4 millones de ha, con Brasil a la cabeza. La selva tropical aisática ocupa la segunda posición con 0,8 millones de ha cada año. Indonesia, Malasia, Camboya, Tailandia y Filipinas coparían los primeros puestos en materia de deforestación. Para África los resultados obtenidos resultan más positivos, aunque se han registrado «alarmantes» aumentos de talas en bosques primarios en la República Democrática del Congo y la isla de Madagascar, advierten.

«La deforestación tropical juega un papel imprtante en los ciclos del cambio climatico. La tala y los incendios supusieron el 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero registradas en 1990», recuerda el geógrafo Do-Hyung Kim. «Además, ahora se ha mecanizado mucho: en los 60 hachas, en los 70 motosierras y en los 2000 tractores. Hace falta más sentido tecnológico», sugiere el autor principal del análisis.