La llave implantada tiene el tamaño de una figura de Lego
La llave implantada tiene el tamaño de una figura de Lego - Instagram/YouTube

YouTubeSe implanta la llave de su coche para abrirlo «como un Jedi»

Actualizado:

Tras una exitosa carrera como desarrolladora de software en gigantes como Xbox, Playstation o el universo cinematográfico Marvel, la joven estadounidense Amie DD se ha convertido en una de las biohackers más conocidas del mundo.

Entre sus primeras experiencias, decidió implantarse un chip que le permitiera abrir y cerrar la puerta de su casa. Ahora, ha ido un poco más allá, implantándose en el brazo el chip RFID que regula la apertura y cierre de su coche, un Tesla Model3, lo que le permite abrirlo con un simple gesto, como si se tratara de un caballero Jedi de Star Wars.

Para obtener el chip, Armie DD disolvió en ácido una de las tarjetas que Tesla entrega junto con el Model 3, según detalla ella misma en su perfil de Instagram y en YouTube. Tras comprobar que continuaba funcionando, contactó con una empresa de biohacking, «Dangerous Things» (Cosas Peligrosas), para convertirlo en un implante, y un médico especializado en injertos y modificaciones conocido como «Pine Apple», que fue quién se lo insertó a la altura del antecodo.

Previamente, Amie, también fundadora de la empresa de realidad virtual en videojuegos ATAT Tech, contactó con varios expertos médicos que le desaconsejaron tajantemente llevar a cabo la operación. Pese ello, decidió correr el riesgo por razones «difíciles de explicar».

El chip implantado no requiere de batería, pero, eso sí, dejará de ser útil cuando decida cambiar de vehículo.