OPERACIÓN SALIDAVídeo: cómo se comprueba la presión de las ruedas de forma correcta

Una presión inadecuada de los neumáticos puede copmproneter seriamente la seguridad

MADRIDActualizado:

Los neumáticos son el único componente del vehículo que está en contacto directo con el asfalto. También son los responsables de que tanto la adherencia como la tracción sean las óptimas.

una presión inadecuada en los neumáticos no solo afecta a la seguridad. Nuestro bolsillo será también uno de los principales perjudicados, ya que es sin duda el factor que más afecta al desgaste de las ruedas.

Para evitar todos estos riesgos, lo que debemos hacer es comprobar, al menos, una vez al mes la presión de los neumáticos. Más aún si estamos a las puertas de hacer un largo viaje en coche, como pue den ser las próximas vacaciones de verano.

En este vídeo, desde Autocasión nos explican cómo se hace esta operación de naera corecta. En primer lugar, para saber cuál es la presión ideal, tenemos que recurrir al manual de instrucciones del coche. También será común encontrarnos con la tabla de presiones en la puerta del conductor o en la tapa del combustible.

Lo ideal es llevar con nosotros un manómetro de bolsillo que sí nos diga con exactitud qué presión llevamos en los neumáticos y, a partir de aquí, llegar a la cifra recomendada por el fabricante. Mucha precaución con los manómetros de la gasolinera, porque con el paso del tiempo y con un mantenimiento deficiente suelen perder precisión.

Recuerda además que cuando se diseña un coche los fabricantes estudian concienzudamente el tamaño de los neumáticos a utilizar y la correcta presión que éstos deben llevar para una correcta ecuación entre el consumo y la seguridad y como recuerda la Comisión circular con unos neumáticos a más presión de la recomendada representa un riesgo evidente para la seguridad vial porque aumenta la distancia de frenada.

Incrementar la presión de los neumáticos por encima de los niveles recomendados para reducir artificialmente el consumo de combustible y emisiones disminuye la superficie de contacto del coche con el suelo y como consecuencia aumenta la distancia necesaria en las frenadas.

El dibujo del neumático debe tener una profundidad de unos 2 mm (1,6 mm mínimo por ley). Puedes comprobarlo colocando un euro de canto en el canal de drenaje del neumático y comprobar que no se vean las estrellas de su parte dorada. Ojo además a cortes, bultos o abolladuras.