Tesla investiga la extraña explosión de uno de sus coches en China

El vehículo estaba estacionado en un aparcamiento y comenzó a arder sin motivo aparente

MADRIDActualizado:

Las cámaras de seguridad captaron el pasado 21 de abril a las ocho y cuarto de la tarde cómo un Tesla Model S ardía misteriosamente en un aparcamiento en Shanghai. El video fue rápidamente difundido en las redes sociales chinas, ante lo cual Tesla ha abierto una investigación conjunta con las autoridades del país asiático.

«Inmediatamente enviamos un equipo al lugar y estamos apoyando a las autoridades locales para establecer los hechos. Por lo que sabemos ahora, nadie resultó herido», declaró un portavoz de la marca a la cadena de televisión CNN.

Pese a este anuncio, el video ha causado gran cantidad de mensajes en la red social Weibo, donde usuarios que aseguran ser propietarios de Tesla mostraron su preocupación por la posible falta de seguridad de este tipo de automóviles eléctricos.

No es la primera vez que se graban imágenes de un Tesla ardiendo, aunque en los casos anteriores los incendios se habían provocado tras un accidente, y no como en esta ocasión, en la que parece que el vehículo arde sin motivo alguno.

Según Tesla, los vehículos que funcionan con gasolina tienen alrededor de diez veces más probabilidades de incendiarse que los que funcionan con baterías.