Tesla explica por qué explotó uno de sus coches en China

Desde 2013 se han producido al menos 14 incidentes en los que un vehículo de Tesla se ha incendiado

Actualizado:

El pasado 21 de abril, un Tesla Model S explotaba y ardía misteriosamente en un aparcamiento en Shanghai (China). El incidente fue grabado por una cámara de seguridad y difundido en las redes sociales chinas. Tesla puso en marcha una investigación conjunta con las autoridades del país asiático para aclarar lo ocurrido.

Dos meses después, la compañía ya tiene respuesta. Según recoge Reuters, un «fallo aislado en la batería» provocó la explosión y posterior incendio del Model S.

«La investigación no encontró ningún defecto en el sistema, y los hallazgos iniciales muestran que el incidente fue causado por un solo módulo de la batería, ubicado en la parte delantera del vehículo», ha explicado Tesla.

Además, la empresa liderada por Elon Musk asegura que ha revisado la configuración de su vehículo –a través de una actualización de software– para proteger aún más la batería y mejorar la longevidad de la misma.

Desde 2013 se han producido al menos 14 incidentes en los que un vehículo de Tesla se ha incendiado, la mayoría después de una colisión. No obstante, la marca defiende que sus vehículos eléctricos tienen 10 veces menos de probabilidad de incendiarse después de un choque en comparación con un modelo de combustión interna.