Atreve surgió en el año 2015 con el objetivo de representar y defender a las empresas del sector
Atreve surgió en el año 2015 con el objetivo de representar y defender a las empresas del sector - ABC

Talleres y clientes se unen contra los abusos de las aseguradoras

La Asociación de Empresarios de Talleres de Reparación de Vehículos cuenta con 250 socios y pretende, en poco más de un año, llegar a los 350, «una meta que creo que es alcanzable», indica su fundador y presidente, José Manuel Vilaboy

MadridActualizado:

Cada vez son más los talleres que se suman al modelo defendido por la Asociación de Empresarios de Talleres de Reparación de Vehículos (Atreve): actuar en la lucha contra las aseguradoras. En el último año y medio, a nivel provincial, ya son cerca de 80 socios los que se han unido a esta asociación, parte de ellos procedentes de otras provincias, convencidos de que la unión, la calidad en el servicio y un asesoramiento legal y técnico adecuado con las únicas vías frente a las políticas de las compañías, que amenazan con asfixiar a los talleres independientes.

Atreve nació en el año 2015 con el objetivo de representar y defender a las empresas del sector. José Manuel Vilaboy, fundador y presidente en la comarca de Ferrol, indica a ABC sentirse muy satisfecho por el trabajo que han conseguido a día de hoy. «Somos una asociación que se respeta y valora mucho. Seguimos trabajando para dar servicio a los socios y tenemos todos los apoyos que se necesitan para dar un servicio social, laboral, jurídico y fiscal, además de una correduría de seguros a través de la que ofrecemos productos exclusivos y un grupo de compras de energía eléctrica con el que conseguimos un ahorro en la factura», detalla Vilaboy.

Desde Atreve se cubren «prácticamente el 100% de los problemas y necesidades» que pueda tener un taller a través de un «amplio abanico de recursos que se adapta al nivel de cada empresa», manifiesta el presidente de la asociación. Asimismo, José Manuel Vilaboy comenta que la asociación ya cuenta con socios de casi toda España. «En total somos 250 y nos gustaría llegar a bastantes más, pero no disponemos de tanto tiempo para dedicar a la captación de asociados», explica Vilaboy en conversación con ABC.

El objetivo principal de la Asociación de Empresarios de Talleres de Reparación es fidelizar a sus asociados a través de un trato cercano, una relación personalizada y un buen servicio, de calidad y con la mayor seriedad. «La gente viene porque ve que nosotros resolvemos los problemas. Por lo tanto, estamos en la buena línea y lo que me gustaría es, en poco más de un año, llegar a los 350 socios. Una meta que creo que es alcanzable», concluye José Manuel Vilaboy.

Posicionamiento profesional

En Atreve se indica que la problemática con las compañías de seguros no lo es tanto con ellas como de un problema de gestión empresarial que nace dentro de los talleres, se trata de un «problema de posicionamiento profesional y de formación, de gestión en definitiva».

«Los talleres tienen que entender las reglas del mercado competitivo en el que ofrecen sus servicios y olvidar que solo se dedican a arreglar coches y comenzar a atender más la gestión: tratar a sus clientes, entender sus necesidades y ofrecer soluciones. Por ejemplo, los clientes además de necesitar la reparación del vehículo pueden tener un problema de movilidad (ofrecer coche de sustitución) o necesitan gestionar un siniestro (ofrecer la gestión)», explica el gerente de Atreve, José Ramón Devasa.

Asimismo, Devasa también indica en conversación con ABC que existen dos formas de crecer: «vender los servicios de siempre a más clientes nuevos o vender nuevos servicios a los clientes de siempre, y en mercados maduros como el nuestro, el cliente es siempre un bien escaso y por lo tanto ofrecer nuevos servicios que se adapten a sus necesidades es indispensable y ahí el servicio de gestión del siniestro es clave».

Los propietarios de los talleres deben estar informados sobre los derechos de sus clientes
Los propietarios de los talleres deben estar informados sobre los derechos de sus clientes - ABC

Por lo tanto, es necesario que los propietarios de los talleres estén informados sobre los derechos de sus clientes, sean activos en su defensa y se impliquen para evitar los abuso de las aseguradoras. De hecho, debido a esto, es cuando se entra en competencia con la gestión de seguros. «En esa lucha legítima dentro del mercado por ese cliente, las compañías tienen más herramientas y saben cómo diseñar servicios muy completos para conseguirlo, por lo tanto, se aprovechan de la falta de formación de los talleres», manifiesta Devasa. «El taller tiene que estar informado para poder asesorar, y ahí entra nuestra función, documentando y formando al taller sobre los límites entre los cuales puede y debe de realizarse la gestión del siniestro», añade.

Es habitual que a día de hoy proliferen las pólizas que niegan al tomador el derecho a elegir taller, por lo que el taller es clave, en estas ocasiones, para aconsejar al cliente recordándole que esas cláusulas no tienen efecto si se trata de un perjudicado en un siniestro, y que tienen derecho a solicitar un perito independiente y reclamar a la compañía causante del daño, pero «evidentemente el cliente esto no sabe cómo hacerlo y debe de ser el taller el que se implique si desea que ese cliente no sea redirigido a un taller concertado», indica Devasa.

El índice de éxito es del 100%, tal y como se señala desde Atreve, de manera que el cliente repara en su taller de confianza con todas las garantías profesionales que dicho taller le ofrece.

Servicio Defensa Jurídica

Desde el pasado mes de septiembre, todos los talleres de reparación de vehículos asociados a Atreve cuentan con una póliza colectiva de Defensa Jurídica única, con coberturas inéditas en el mercado y con un precio imbatible. Se trata de una póliza colectiva contratada con la mediación de la Correduría Ramos Fraga, cuyo responsable señala que es un producto «seis veces más barato» que el de mercado.

Lo que se busca desde la entidad es pasar del asesoramiento jurídico a la protección real de nuestros asociados en las situaciones habituales en las que un taller requiere de un abogado para defender sus intereses como la reclamación de facturas, la defensa ante la reclamación de un cliente, la reclamación ante un proveedor por un problema de garantías o contra una aseguradora por diferencias en la cobertura de los seguros de responsabilidad civil, entre otros.

«Ante este tipo de casos, nos dimos cuenta de que la información jurídica siempre llegaba tarde, sobre todo, cuando toca reclamar una factura», detalla Devasa, quien indica que, ante cualquier problema de estas características, también existe un servicio de asistencia jurídica telefónica, defensa fiscal y la reclamación de daños y perjuicios, entre muchas otras.

En la lucha contra los talleres clandestinos

La Asociación de Talleres de Reparación de Vehículos (Atreve) también ha sido innovadora en las medidas adoptadas frente a los talleres ilegales, dado que al poco de su nacimiento se realizó, por parte de la entidad, un informe donde se detallaban instalaciones en la que se prestaban los servicios de reparación de vehículos presuntamente sin contar con las licencias pertinentes.

La asociación detalló 65 instalaciones sospechosas
La asociación detalló 65 instalaciones sospechosas- ABC

Para elaborar este informe se contó con la colaboración de un detective privado que documentó la citada actividad en las ubicaciones indicadas por la asociación y posteriormente se presentó a distintos representantes de la administración demandando acciones concretas frente a dichos casos concretos. Se llegaron a detallar 65 instalaciones sospechosas.

La clave para mejorar cualquier aspecto está en medir, tomar acciones y volver a medir para comprobar si las acciones han dado su fruto, y eso es lo que «pretendíamos hacer con el informe y lo cierto es que los resultados nos están dando la razón».

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) cuantificó a principios de año en 14,8 millones el impacto de estos negocios clandestinos en la comunidad. «Hay mucha gente que no tiene la documentación en regla de sus locales. Y otra que está realizando actividades para las que no están dados de alta», confirma el gerente de Atreve. De hecho, la proliferación de los talleres clandestinos tiene que ver «con las dificultades administrativas que supone la apertura de un taller y su coste, que muchos deciden no afrontar», concluye Devasa.