Vídeo: El super-radar inteligente que detecta todas las infracciones - ABC Multimedia
MULTAS

El super-radar inteligente que detecta todas las infracciones

Se llama Mesta Fusion, ya funciona en Francia y tiene más prestaciones que los Velolaster españoles

Actualizado:

Si durante la pasada Semana Santa, la Dirección General de Tráfico (DGT) ponía en marcha sus nuevos radares Velolaster, con lo último en tecnología para detectar gran cantidad de infracciones, este cinemómetro se puede haber quedado ya anticuado en compración con el llamado Mesta Fusion, que ha comenzado a funcionar en Francia.

El radar español es un dispositivo portátil capaz de detectar vehículos a velocidades de hasta 250 km/h tanto de día como por la noche, abarcando dos carriles -incluso en sentidos opuestos-, y capaces de realizar mediciones por acercamiento o alejamiento.

Estos nuevos radares funcionan con una tecnología láser que los hace invisibles e inmunes a los detectores e inhibidores que llevan instalados de forma ilegal algunos automóviles, además de que son muy difíciles de ver por los ocupantes del vehículo.

El modelo francés supera todas estas capacidades, según el Ideal. Desarrollado por Idemia, el Mesta Fusion es capaz de identificar múltiples infracciones en un tramo de 200 metros de longitud y con hasta 8 carriles.

Una de las primeras unidades se ha instalado este mismo año en Estrasburgo. El dispositivo está preparado para determinar si la distancia de seguridad entre vehículos es adecuada o si un conductor realiza un cambio de carril sin señalizarlo correspondientemente con el intermitente.

Además está diseñado para detectar múltiples infracciones en un tramo de 200 metros de longitud y con hasta ocho carriles. Sus prestaciones no acaban aquí: saben si has puesto los intermitentes en un cambio de carril y si adelantas peligrosamente.

Por si fuera poco, identifica a los conductores que realicen giros indebidos o circulen por el arcén. Mesta Fusión, además, concreta el tipo de automóvil (si es un camión, coche o motocicleta) y su matrícula

Asimismo, está preparado para discriminar a los automóviles por matrículas, de modo que puede determinar si tienen la circulación restringida. Esta última posibilidad es muy práctica en ciudades como París o Madrid, donde permitiría sancionar a los vehículos que circulan indebidamente durante episodios de alta contaminación.