smart abandona Europa y se fabricará tan solo como coche eléctrico en China

Hasta el año 2022 se seguirá fabricando el smart EQ fortwo en las plantas francesas de Hambach y el smart EQ forfour Novo Mesto (Eslovenia)

MADRIDActualizado:

El consorcio automovilístico alemán Daimler y Geely han alcanzado un acuerdo para la formación de una 'joint venture' en China, participada a partes iguales y que concentrará desde 2022 la fabricación de la nueva generación de modelos eléctricos de smart, para su comercialización en todo el mundo.

Ya en febrero de 2018 el multimillonario chino Li Shufu, que dirige el consorcio Geely, adquirió el 9,7 por ciento de las acciones de Daimler, con lo que se convirtió en el accionista mayoritario del grupo.

La división smart factura en torno a 130.000 vehículos al año, mientras que Mercedes-Benz, también propiedad del grupo alemán, vende cerca de 2,25 millones de automóviles cada ejercicio.

Las dos empresas indicaron que esta nueva empresa conjunta, en la que cada parte contará con un 50% del capital, poseerá, operará y desarrollará la marca smart «como líder de vehículos eléctricos premium» y dispondrá de una nueva fábrica de automóviles eléctricos, diseñada específicamente para estos modelos en China.

Daimler y Geely indicaron que la nueva generación de modelos Smart recibirá propuestas de diseño por parte de Mercedes-Benz Design, con ingeniería en los centros de Geely, mientras que la producción para todo el mundo se concentrará en China.

La previsión es que la gama de modelos de la firma se extienda también con vehículos del segmento B, mientras que antes del lanzamiento de la nueva generación en China, Daimler continuará fabricando los smart EQ fortwo en Hambach (Francia) y el forfour en Novo Mesto (Eslovenia).

De forma paralela, la factoría de Daimler en Hambach asumirá un nuevo rol en la red industrial de Mercedes-Benz, de forma que próximamente fabricará un vehículo compacto eléctrico de Mercedes-Benz bajo la marca EQ.

Ante este acuerdo, el presidente de Daimler, Dieter Zetsche, afirmó que smart es, para más de 2,2 millones de clientes, una marca «pionera en movilidad urbana» y se mostró confiado en seguir mejorando junto con Geely, «un sólido socio en el segmento de los vehículos eléctricos».

Por su parte, el presidente de Geely, Li Shufu, aseguró respetar plenamente el valor de smart y afirmó que esta marca «tiene un atractivo único y un fuerte valor comercial», por lo que indicó que las dos firmas impulsarán la introducción de modelos eléctricos premium y para ofrecer una mejor experiencia de movilidad a sus clientes.