Seat: «El gas permite recorrer 100 kilómetros por menos de cuatro euros»

Antonio Calvo, director de movilidad sostenible de Seat, detalla las claves del catálogo de GNC de la marca española

Actualizado:

Antonio Calvo, director de Movilidad Sostenible de Seat, trabaja codo con codo con Mikel Palomera, director general de la marca en España, en el catálogo de GNC de la marca. Apuestan por tres países principales como son España, Alemania e Italia, sin descuidar otros mercados en los que también hay accesibilidad del GNC, aunque con menor cuota. Desgrana a continuación algunas de las claves de esta tecnología, en un cuestionario remitido por la marca:

¿Cuál es el principal problema para introducir la tecnología del gas en España?

«Trabajamos sobre tres pilares para asentar la tecnología TGI: uno es desarrollo e infraestructura de repostaje, otro es el conocimiento de la tecnología y sus ventajas y lo completamos con la mejor gama de producto. La infraestructura ha estado muy concentrada hasta ahora en Barcelona y en Madrid, aunque cada vez está creciendo más con las últimas aperturas que empiezan a haber ya en otras zonas. Ahora el GNC es más accesible en Zaragoza, Sevilla, Valencia… son ciudades muy importantes que empiezan a contar ya con dos o tres gasineras con lo que es una alternativa a tener en consideración para todos los usuarios. También estamos trabajando para beneficiar al usuario con las redes de distribución que ya existen para el transporte pesado de la mano del GNL. Por eso en las principales rutas del país, empezamos a tener gasineras que estaban concebidas para el gas natural licuado para camiones que aprovechan sinergias y están montando también gas natural comprimido. El objetivo es cubrir la mayor extensión posible del país lo antes posible».

En la distribución, ¿el GNC y el GNL pueden ir juntos?

«Es el mismo producto, pero el GNL o gas licuado está criogenizado a menos 180 grados básicamente porque al congelarlo ocupa menos volumen y el vehículo puede cargar más combustible. Por eso es una solución interesante para los vehículos pesados. La distribución es importante y todo ayuda. En este momento hay algunas empresas gasineras que tienen GNL y apuestan por tener también GNC porque la distribución se realiza por medio de grandes cisternas, lo mismo que con la gasolina o el gasoil».

¿Dónde está peor la accesibilidad al GNC?

«La zona que necesita más trabajo en este momento es Galicia. Es una de las más desprovistas de infraestructuras de GNC, pero ya tenemos aperturas planificadas en breve en Lugo, Santiago de Compostela y La Coruña, con lo que tendremos las tres primeras gasineras a pleno rendimiento en breve, además es una zona con un gran potencial de desarrollo. En la cornisa cantábrica también estamos trabajando ya desde la parte de Asturias. En Andalucía, que hemos progresado mucho. Sevilla ya cuenta con dos gasineras y en este mes serán tres y tenemos pendiente una apertura en Málaga y otra en Almería, de forma que las principales capitales andaluzas que no tenían acceso al GNC lo tienen ya o lo van a tener dentro de relativamente poco tiempo».

La distribución es importante para que el comprador sepa que el GNC es una opción

«Trabajamos en la formación de asesores comerciales para la tecnología del GNC dentro de la red de concesionarios. Nos adaptamos a los nuevos tiempos y buscamos las mejores soluciones a las necesidades del cliente. Estamos en un momento en el que hay una creciente demanda de alternativas de movilidad, ya sea por sensibilización y mayor concienciación en lo que es una movilidad ecológica, o porque el conductor tiene que sortear cada vez más restricciones en el acceso a las principales capitales. Con los TGI nuestros clientes pueden acceder a una tecnología medioambientalmente eficiente sin sobrecoste. Los argumentos del GNC son demoledores, porque además del beneficio medioambiental genera un ahorro muy considerable en el día a día para el usuario».

¿Qué oferta de compra hay en GNC?

[En Seat] comenzamos a trabajar hace ahora dos años y teníamos un SEAT Mii y un SEAT León. Ahora, en este corto espacio de tiempo tenemos un Mii, un SEAT Ibiza, un SUV como el SEAT Arona, un SEAT León con cinco puertas, o carrocería familiar ST con toda su amplitud y versatilidad. Además, y esto es quizás incluso más importante, lo que estamos haciendo es ampliar y enriquecer la oferta de producto incluyendo en todos los modelos todos los niveles de acabado disponibles en la gama, incluidas versiones FR con imagen deportiva porque el GNC no tiene por qué implicar renunciar a nada, y menos al dinamismo y deportividad de los productos de SEAT. Y no nos quedamos solo con eso, también hemos incrementado la potencia en el León hasta los 130 CV. De igual forma esto afecta al resto de marcas del consorcio, como Volkswagen Vehículos Comerciales con el Caddy, Audi con turismos, etc. Trabajamos duro para tener perfectamente equilibradas las tres patas necesarias: infraestructura, conocimiento y gama de producto”.

¿Por qué asegura que el gas es la mejor solución?

«Un Seat TGI tiene un coste similar al de un vehículo convencional, sea gasolina o diésel. Acceder a una tecnología sostenible no tiene por qué tener un sobrecoste en el caso de la hibridación del gas natural y gasolina. La experiencia de conducción es la misma que utilizando un vehículo de gasolina o diésel. Hemos hecho pruebas de conducción –a ciegas– y si no dices a un potencial cliente que está conduciendo un TGI no percibe ninguna diferencia. Y luego la fundamental vertiente económica: es un coche doblemente eco, es ecológico y económico. Económico porque el coste de adquisición es igual y en términos de coste por kilómetro es imbatible. Tenemos varios ejemplos que hemos hecho en el departamento. Ejemplos reales: ¡menos de 4 euros a los 100 km! Barcelona-Madrid por 16 euros, yo mismo fui de Barcelona a Paris por poco más de 45 euros. Los consumos los podemos comparar a los de un scooter, y en ocasiones son mejores. No hay motor de combustión térmico más eficiente en términos de coste por kilómetros que el que utiliza gas natural. Es el combustible más eficiente en ese sentido, el que arroja el coste por kilómetro más bajo de todos. Esto es así, y esta tecnología está al alcance de todo usuario sin costo adicional alguno”. Y ecológico, porque los motores de GNC conjugan y mejoran las virtudes de un gasolina en materia de NOx, y las de un Diesel respecto al CO2. Así, un vehículo de GNC reduce en torno a un 25% sus emisiones de CO2 con respecto a su homólogo de gasolina. Por su parte, las emisiones de partículas y de SO2 son prácticamente nulas. Por esta razón, la DGT otorga la etiqueta ECO a los modelos TGI de Seat, gracias a la cual, los usuarios se benefician de importantes bonificaciones tributarias, descuentos en zonas de estacionamiento regulado y peajes, y el libre acceso al centro de las ciudades en episodios de restricciones al tráfico».