Qué revisar de tu coche antes de salir de viaje esta Semana Santa

Más vale realizar unmantenimiento adecuado del automóvil que lamentar posteriores reparaciones oincluso accidente

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Durante esta Semana Santa se producirán millones de desplazamientos tantos de largo como de corto recorrido. Este periodo se caracteriza especialmente por registrar un elevado volumen de trayectos en un periodo muy corto de tiempo. Norauto, la cadena de mantenimiento y equipamiento integral del automóvil, ofrece recomendaciones para conseguir que estos desplazamientos no supongan un coste elevado en el vehículo.

Y es que más vale realizar un mantenimiento adecuado del automóvil que lamentar posteriores reparaciones o incluso accidentes.

- Planificar el trayecto con antelación. Hay que evitar salir en las horas de mayor congestión para evitar el consumo excesivo de carburante. Parar, arrancar, acelerar, aminorar la marcha… Supone un consumo extra. Lo ideal es emprender el viaje cuando menos trafico hay. En caso de estar en un atasco, se recomienda detener el motor si las paradas son prolongadas.

- Revisar los elementos principales del automóvil antes de emprender el viaje. De esta forma, se evita que algo que se podría haber evitado con un buen mantenimiento o una avería detectada a tiempo, tenga consecuencias mayores, llegando a provocar incluso un accidente de tráfico. Norauto destaca la importancia de revisar:

1. Niveles de líquidos: de la dirección asistida, limpiaparabrisas, anticongelante, nivel de aceite y líquido de frenos. Por ejemplo, si no se comprueba el nivel de aceite y el coche circula con un nivel inferior al recomendado, puede llegar a dañar gravemente el motor.

2. Revisar la última vez que se sustituyeron filtros de aceite, de habitáculo, de aire y de combustible.

3. El estado de los neumáticos. La profundidad del dibujo mínima legal para poder circular es de 1,6 mm. También hay que comprobar que no tienen abultamientos, cortes, desgastes irregulares o grietas que puedan comprometer la seguridad.

4. El estado de las luces, tanto las de posición como las de cruce, largo alcance, antinieblas, luces de freno e intermitentes.

5. Frenos. Hay que revisar pastillas y discos de freno, así como amortiguadores de suspensión.

6. Situación de las escobillas, ya que garantizan una buena visibilidad.

7. Estado la batería. Se recomienda llevar pinzas o un cargador si se va a realizar un viaje largo.

- No sobrecargar en exceso el vehículo. A mayor carga, mayor consumo y, por lo tanto, mayor gasto.

- Hay que hacer hincapié en la presión de los neumáticos. Debe ser la indicada por el fabricante y siempre teniendo en cuenta la carga que se va a llevar. Una previsión elevada o baja afectan de manera negativa al consumo, tanto que una presión más baja de lo normal puede suponer un incremento del 5% en el consumo.

- Realizar una conducción suave, evitando las maniobras bruscas, acelerones, frenazos… Se recomienda realizar una conducción eficiente llevando el coche en marchas largas y reduciendo de manera progresiva.

Desde Norauto se hace hincapié en que lo más importante en los desplazamientos es la seguridad. Con una conducción responsable y una revisión adecuada del vehículo se evitan dos de los factores más importantes en un siniestro de tráfico, el factor humano y el factor vehículo.