Pegatinas ECORenault pide replantear el sistema de etiquetas medioambientales porque «no está bien»

Ivan Segal, director general del grupo para España y Portugal, admite algunos «problemas» a final de 2018 por falta de motores homologados según el WLTP, pero asegura que el grupo «volverá al juego» en la segunda mitad de 2019, impulsada por la renovación de la gama de Renault

Actualizado:

En un momento en el que el comprador de coches llega al concesionario en busca de una etiqueta medioambiental que le permita entrar en el interior de las ciudades, Renault pide que el sistema se replantee porque «no está bien calculado».

La reflexión es de Ivan Segal, director general del Grupo Renault para España y Portugal, que señala que, por ejemplo, «debería diferenciarse entre modelos que siempre emiten 0 (eléctricos) y los que dependen del uso que se les de (híbridos enchufables, que pueden funcionar mediante un motor eléctrico o mediante otro gasolina).

En un encuentro con la prensa, Segal se ha mostrado «a favor» del sistema de etiquetas, «pero siempre que esté bien calculado». En este sentido, ha recordado que la Alianza Renault-Nissan ofrece soluciones de todo tipo: eléctricos, híbridos, e híbridos enchufables. La propia Renault también lo hará a partir de este año, cuando se comercialice el nuevo Clio con versión híbrida, al que seguirán los nuevos Captur y Mégane híbridos enchufables.

Segal ha admitido que la llegada del nuevo ciclo de medición de emisiones y consumos tuvo un impacto el año pasado en las ventas de Renault. Según sus cálculos, hasta un 15% de la gama se vio afectada por la falta de motores homologados, restando hasta un 4% de las potenciales ventas. Un problema que prevé que esté completamente superado en el primer trimestre de 2019.

Esta carencia empañó el resultado final del grupo en España, que en la primera mitad del año tuvo un desempeño «muy bueno». En 2018 alcanzó una cuota de mercado del 12,26% (vendió 148.126 turismos y 40.086 comerciales) frente al 12,9% de 2017, y un crecimiento de volumen del 2%, cuando el mercado general aumentó sus matriculaciones del 7%.

Para este año, Segal espera un crecimiento del mercado del 3%, pero no descarta revisar la cifra en los próximos meses dado el «muchísimo ruido» generado por las polémicas sobre el diésel o las nuevas normativas medioambientales.

El directivo también ha resaltado el buen desempeño de la marca de bajo coste del grupo, Dacia, cuyo resultado fue «muy bueno» en 2018 y «sorprendente» en enero de este año. Asimismo ha resaltado el papel de «liderazgo» de Renault en el mercado de los coches eléctricos, donde el Zoe es punta de lanza, con más de 2.000 matriculaciones. Igualmente ha destacado el buen desempeño de su marca de car-sharing Zity, que ha incrementado su parque de vehículos hasta los 650, y del que espera que sea rentable «en dos o tres años». «Hay espacio para funcionar perfectamente» en ese mercado, ha dicho.

En cuanto a la red de concesionarios, Segal espera que se sitúe en el 1,5%, frente al 1,55% de 2018, en un momento en el que el grupo se focalizará en potenciar el vehículo de ocasión y su financiación, así como la postventa para asegurar la sostenibilidad de la red.