¿Puedes recibir una multa si practicas sexo en el coche?

Si, por ejemplo, una pareja es sorprendida teniendo sexo oral en el coche, el conductor puede ser multado por conducción temeraria

MadridActualizado:

No existe una especificación en la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial que regule la imposición de multas por la práctica de sexo en el coche u otros hábitos sexuales, por lo cual la sanción en caso de realizar alguna de estas actividades puede variar. No obstante, si una pareja es sorprendida teniendo sexo oral en el coche, el conductor puede ser multado por conducción temeraria, al igual que por oponerse a la realización de la prueba de alcoholemia. Y es que ambas acciones pueden entrañar graves riesgos.

En casos concretos, Lugo cuenta con una ordenanza municipal en la que declaran la guerra a las relaciones sexuales dentro de coches en espacios públicos estableciendo multas de entre 750 y 3.000 euros a aquellos que sean sorprendidos in fraganti. También en Málaga, donde un hombre fue multado con 750 euros por practicar sexo en su coche, se establece en la Ordenanza para la Garantía de la Convivencia Ciudadana y la Protección del Espacio Urbano en la ciudad de Málaga que quedan prohibidas las prácticas sexuales en vías públicas (incluyendo ofrecimiento de sexo, negociación y aceptación de servicios sexuales) cuando estas prácticas afecten la convivencia ciudadana, se entiende por esto las actividades que ocurran a menos de 200 metros de zonas residenciales, centros educativos, zonas infantiles, entre otras.

En Valencia, en 2010, un conductor fue sancionado por masturbarse mientras conducía. Como esta conducta tampoco está recogida en la ley, los policías optaron por poner una multa de 200 euros y retirada de 3 puntos en el carné de conducir, utilizando el artículo genérico de la Ley que castiga a los conductores que se distraen al volante, asemejando la conducta a hablar por teléfono o manipular el móvil, según explican los expertos de Multayuda.

Desde el departamento Jurídico de Pyramid Consulting recomiendan, en todo caso, extremar la precaución durante la conducción, ya que estos hábitos no solo pueden afectar su bolsillo, sino lo que es más importante, a la seguridad y a la del resto de usuarios de la vía.

Según la aseguradora Allianz, las distracciones influyen en el 78% de los accidentes de tráfico, pero sólo contabiliza distracciones como conversaciones, uso del móvil o escuchar música. Pero es obvio que tener prácticas sexuales mientras se conduce multiplica la distracción con respecto a mirar el móvil o incluso escribir un mensaje de Whatsapp.

Aunque no es frecuente, desde LegalCar indican a ABC que han atendido casos por distracciones de este tipo. «Recibimos en noviembre de 2015 el caso de una pareja que sufrió un accidente en Madrid cuando el conductor chocó contra otro vehículo a la salida de un semáforo. Comentando el caso con ellos y reuniendo las pruebas oportunas nos percatamos que todo apuntaba a que la pareja circulaba teniendo algún tipo de práctica sexual, hecho que los testigos reconocieron en el atestado, aunque no supieron especificar exactamente cuál».

Casos que no solo se quedan en los ya mencionados porque, en marzo de 2014, en Córdoba, una pareja chocó contra una rotonda mientras practicaban sexo oral. Afortunadamente el accidente solo generó daños materiales pero en caso de haber sufrido lesiones, no podrían haber reclamado una indemnización por los daños personales sufridos.

También en agosto de 2015, en Madrid, dos hombres chocaron contra un muro de contención y luego contra un coche, debido a que el conductor olvidó que estaba al volante por las sensaciones que estaba experimentando. En este accidente todos los implicados resultaron heridos. Las víctimas del siniestro pudieron reclamar una indemnización por los daños sufridos, ya que la responsabilidad y, por tanto, la producción de los daños del accidente, estaba clara.

Lamentablemente también se dan accidentes con las peores consecuencias. En mayo de 2015 una pareja de jóvenes murió en el acto tras chocar contra unos delimitadores de carril de hormigón. Tras realizar las pruebas periciales técnicas y biomecánicas oportunas, la policía llegó a la conclusión de que la causa del accidente fue la distracción del conductor provocada por que la pareja iba teniendo sexo en la carretera.