Así se producirá el primer coche «supercero» emisiones

El proyecto «CO2-Neutro» de Volkswagen impulsa fabricar vehículos eléctricos completamente ecológicos durante todo su ciclo de vida

DRESDE (ALEMANIA)Actualizado:

Volkswagen se ha propuesto entregar a sus clientes un vehículo producido en su totalidad sin emisiones de carbono, abordando toda la cadena de valor desde la adquisición hasta el reciclaje. La marca, comprometida con el Acuerdo Climático de París de 2050, está sentando las bases para llevar a cabo el proyecto denominado «CO2-Neutro», el cual conseguirá gracias a su nueva ofensiva eléctrica ID. en el 2025, fecha en la que añadirá a su flota más de 20 modelos totalmente eléctricos. Solo con la llegada de los ID. la huella carbono se reducirá en más de un millón de toneladas.

Las toneladas de emisiones de CO2 de un vehículo de combustión en la actualidad en toda su vida útil
Las toneladas de emisiones de CO2 de un vehículo de combustión en la actualidad en toda su vida útil - Volkswagen/ABC

Para lograr este objetivo será clave la fábrica de Zwickau, en Alemania, en la que las medidas implantadas en los últimos nueve años ya han generado una reducción total de CO2 del 66%. De su planta de producción saldrá el primer coche eléctrico del grupo cien por cien cero emisiones durante todo el ciclo de vida. Para ello, Volkswagen invertirá alrededor de 11 mil millones de euros hasta 2023 en la digitalización de vehículos y plantas -para que funcione exclusivamente con energía hidroeléctrica-. A Zwickau se unirán en 2022 las factorías de Emden y Hannover, convirtiéndose en la red más grande para la producción de vehículos eléctricos en Europa.

El lanzamiento de los modelos ID marcará el inicio de la ofensiva cero emisiones. Con este fin, en las plantas de componentes del fabricante alemán en Europa ya se está utilizando electricidad verde para la producción de celdas de baterías. También se producen sistemas de baterías para vehículos eléctricos basados en la plataforma MEB de Volkswagen, un sistema que permite «generar un gran volumen de vehículos mediante el uso de las mismas partes», según explica Tino Fuhrmann, responsable del proyecto. «También nos aseguraremos de que los proveedores mantengan el principio claro de evitar y reducir el CO2 siempre que sea posible», añade. De hecho, para identificar los casos potencialmente sospechosos, Volkswagen ya ha identificado más de 500 minas e instalaciones de fundición con el fin de mejorar aún más la transparencia para la producción de materias primas relevantes.

Los pasos de Volkswagen hacia crear un coche 100% cero emisiones para 2025
Los pasos de Volkswagen hacia crear un coche 100% cero emisiones para 2025

En cuanto a la fase de fabricación, la planta en Zwickau ya está utilizando energía producida externamente de fuentes renovables. Desde 2010, la marca ya ha reducido la emisión de CO2 en todo el mundo en un 40,4%. Es más, como parte de la reducción del impacto ambiental de la producción, el agua y residuos se están reduciendo constantemente. Las emisiones inevitables en el proceso de fabricación,se compensarán con inversiones en proyectos de clima certificados. Además, Volkswagen está evaluando ahorros adicionales de emisiones en el área de pintura, ya que este proceso es el de mayor impacto ambiental en toda la producción de vehículos.

Vida y reciclaje

Los clientes podrán conseguir circular totalmente con cero emisiones si optan por cargar con electricidad verdes, procedente de energía de fuentes renovables como la eólica y la hidráulica. A través de la nueva filial de Volkswagen, Elli, el fabricante creará un ecosistema transparente y sostenible de estaciones de carga tanto para el hogar como en el trabajo. Este último incluirá 4.000 nuevos puntos de recarga para 2020. Los planes incluyen cajas de 11 kW, para conseguir cargar la totalidad de la batería entre cinco y ocho horas; y cajas de carga rápida de 22 kW, con tiempos de tres a cuatro horas. Pero Volkswagen también controlará las autopistas europeas a través de Ionity, con 400 ubicaciones más para 2020. Esta red de carga rápida creada por la marca junto a otros fabricantes de automóviles ofrecerá estaciones alimentadas con energía solar o eólica.

Además de encargarse de crear las baterías de iones de litio, un elemento clave para el Grupo Volkswagen en su ofensiva eléctrica, también se está trabajando para la puesta en marcha de procesos de reciclaje. Las baterías de los vehículos eléctricos, al final de sus siete años de vida útil, deben ser gestionadas y recicladas. Desde la marca se está buscando una nueva utilización de las mismas, empleándolas por ejemplo en estaciones de carga. Si no fuese viable esta posibildiad, estas mismas baterías usadas se podrían convertir en una fuente valiosa de materias primas. Según Volkswagen, se reciclarán hasta 1.200 toneladas métricas de baterías en la fábrica de componentes de Salzgitter a partir de 2020. El objetivo es reutilizar el 97% de todos los materiales cuando se devuelvan grandes volúmenes de baterías. Además de hacer recircular la mayor cantidad posible de materiales valiosos, como el aluminio, acero o níquel, entre otros.

Con todos estos objetivos futuros, Volkswagen quiere que el coche eléctrico sea atractivo y revolucionario, además de asequible para la mayor cantidad de personas posibles -vender coches eléctricos al mismo precio que los diésel-. No obstante, «el avance de la movilidad eléctrica solo se puede lograr en una alianza con líderes políticos para construir una infraestructura de carga a nivel nacional y para cambiar el suministro de energía de combustibles fósiles a fuentes de energía renovables», especifica Ralf Pfitzner, jefe de movilidad del Grupo Volkswagen. «Desde la ley que gestiona los puntos de recarga en los garages privados, hasta la infraestructura de carga pública, el objetivo debería ser eliminar rápidamente las barreras que se interponen en el camino de los automóviles eléctricos», sentencia.