La pick-up de Tesla romperá los moldes establecidos: menos de 50.000 dólares y 136.000 kgs de capacidad de remolque

Elon Musk asegura que su nuevo y futurista modelo añadirá una mayor funcionalidad y un rendimiento extraordinario dentro y fuera de la carretera

MadridActualizado:

Uno de los proyectos que más expectativas está provocando en Estados Unidos es la pick-up eléctrica que Tesla está desarrollando y de la que, por ahora, no existe demasiada información, más allá de que la presentación del primer prototipo será este mismo año 2019. Elon Musk, CEO de Tesla, aseguró que su diseño será futurista y diferente a lo que se conoce hasta ahora, básicamente porque es un vehículo eléctrico. Musk asegura que su diseño poco tendrá que ver con el aspecto que tienen estos vehículos actualmente. «Será un diseño tipo Blade Runner. Va a ser como de ciencia ficción. No será para todos. Quien desee una camioneta como las de los últimos 20 o 40 años, no la encontrará aquí».

Tal y como adelantan desde la web Híbridos y eléctricos, lo único que se sabe por el momento es que, en su interior, podrán viajar hasta seis ocupantes. Su autonomía estará entre los 650 kilómetros y los 800 kilómetros, gracias a una batería que podrá alcanzar más de los 125 kWh de capacidad que permite la plataforma del Model S y del Model X.

Contará con doble motor (uno en cada eje) para dotarlo de tracción total, capacidad de remolque y contará con armarios y tomas de corriente para adaptarse a todos los trabajos. Es más, Musk afirma que tendrá lo mejor de los dos mundos: «mejor camión que una Ford F-150 en términos de funcionalidad y mejor que un Porsche 911 en términos de rendimiento. Esa es la aspiración».

Pero si hay una característica que ha dejado a todos boquiabiertos es su capacidad de remolque. El CEO de Tesla se ha marcado un objetivo muy ambicioso. Un seguidor preguntó a través de la cuenta oficial de Twitter por dicha capacidad: «¿30.000 libras (13.607 kilos)?», preguntó el seguidor. «300.000 libras (136.0777 kilos)», respondió Elon.

Asimismo, durante su aparición en un podcast extraoficial de Tesla, «Ride the Lighting», detalló que desarrollo del vehículo se basa en que el modelo de entrada no supere los 49.000 dólares. «Tiene que ser asequible. Habrá versiones más caras, pero tiene que ser posible obtener una camioneta realmente genial por 49.000 dólares o menos». El directivo quiere que sea asequible para un gran número de usuarios.