MULTAS

Los peatones también tienen que hacer las pruebas de alcoholemia

Además te pueden multar por caminar muy despacio de manera injustificada, o por no ir por el carril destinado a los peatones

MADRIDActualizado:

El consumo de drogas y alcohol al volante con el objetivo de reducir la accidentalidad es uno de los principales objetivos de la Dirección General de Tráfico, a través de los controles de carretera. Pero no solo quienes se ponen a los mandos de un vehículo son sancionables en caso de superar los límites legales, ya que si vas caminando y te ves implicado en un accidente de tráfico o cometes una infracción, estás obligado a someterte a la prueba de alcoholemia, al igual que si la policía lo requiere. A pesar de que no te quitarán puntos del carné (lo cual sí pasaría en caso de ir conduciendo),la multa la recibirías igual, y por un importe de hasta 500€.

El límite legal es de 0.25, momento en que empieza a ser sancionable. En caso de superar los 0.50 g/l o ser reincidente, la sanción ascendería a mil euros, según explican a ABC los expertos de Pyramid Consulting.

Los peatones además pueden ser objeto de numerosas sanciones, ya que al igual que los vehículos, están obligados a conocer y respetar determinadas normas de circulación.

Por ejemplo, los peatones tienen que ser visibles y, al mismo tiempo, tienen que tener controlada la vía. Por eso, en vías interurbanas, deberán caminar siempre por el lado izquierdo del arcén, ya que esta es la forma que tiene de ver de frente a los vehículos que se aproximan.

Además, tanto al anochecer como al amanecer o con condiciones climatológicas adversas los peatones están obligados a llevar elementos reflectantes. Los peatones que no cumplan con estas normas, podrán ser sancionados con multas de hasta 80 euros.

Autopistas, autovías y semáforos

Los peatones no pueden caminar por autovías ni autopistas, y hacerlo supone una multa de 80 euros. Tanto es así, que si, yendo en un vehículo, tienes que parar por cualquier motivo importante, deberás llevar siempre el chaleco reflectante. Además, el resto de pasajeros tendrá que quedarse en el interior del vehículo.

Los peatones, a menudo, no son conscientes del peligro que supone cruzar un semáforo en rojo. Y es que, en ese momento, se ponen en peligro a sí mismos y al resto de usuarios de la vía. Por eso, están estipuladas las multas para este tipo de comportamientos: hasta 200 euros de sanción.

Si vas a cruzar la calle, deberás hacerlo siempre por la zona habilitada para los peatones. De lo contrario, y pese a haber un paso de peatones o semáforo cerca, podrías tener una sanción de 80€.

Ebn cuanto al «carril bici», tal y como define su propio nombre, es para que circulen las bicicletas. Por eso, en caso de que un peatón invada el carril bici, podrá recibir una multa de hasta 200 euros.

Un último,o ejemplo: caminar demasiado despacio es sancionable. Aunque sólo recibirán una multa quienes lo hagan sin motivo justificado, transitar demasiado lentos puede suponer un riesgo, porque podría crear aglomeraciones peligrosas.