Opel Insignia GSi 2018: un placer único

Esta nueva berlina deportiva llegará al mercado el próximo mes de marzo con un precio de salida de 45.500 euros con motores de gasolina y diésel de 260 y 210 CV, respectivamente

MarsellaActualizado:

El deportivo tope de gama de Opel, que se estrenó mundialmente en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt en 2017, llegará al mercado el próximo mes de marzo con un precio de salida de 45.500 euros (precio de venta recomendado en España con impuestos incluidos). Este nuevo modelo es potente y preciso, para disfrutar al máximo en todo tipo de carreteras. Llama la atención su atractivo aspecto deportivo, con grandes elementos de diseño cromados, prominente alerón trasero, la salida cromada de los dos tubos de escape y, en el interior, asientos deportivos de altas prestaciones desarrollados íntegramente por la marca.

Presentado en el corazón de Marsella y en las pistas de pruebas de Michelin en Fontange, inmejorables terrenos elegidos para testar este nuevo modelo, este GSi mejora aún más -si todavía es posible- las prestaciones de la larga tradición de coches deportivos Opel. Una tradición ya de 34 años. Se trata de una auténtica máquina deportiva que se desliza por el asfalto sin quebrarse, con una suspensión muy activa y que garantiza una experiencia de conducción gratificante, así como la máxima seguridad. Incluso se puede convertir en un coche más emocional y más preciso, toda una experiencia de conducción, sobre todo, en circuito y en carreteras llenas de sinuosas curvas, tras accionar las levas de cambio en el volante -como si de un coche de carreras se tratase-.

El fabricante alemán prueba sus productos en este Centro de Pruebas de Fontange, cercana al Mediterráneo, para aprovechar las ventajas del clima templado, el cual tiene una longitud total de siete kilómetros. El agarre en superficies húmedas o secas, el ruido de rodadura, la comodidad y la eficacia de la frenada se examinan minuciosamente durante todo el año. Es más, este circuito de alta velocidad, donde hay curvas con un 20% de peralte, es ideal para monitorizar el comportamiento a alta velocidad, probar los límites y fiabilidad del producto, la resistencia a la rodadura o el consumo de carburante.

Inconfundible diseño GSi

Con grandes elementos de diseño cromados en la parte delantera y un eficiente alerón trasero para la carga aerodinámica necesaria en el eje trasero, la imagen del Insignia GSi coincide perfectamente con su rendimiento. Los asientos deportivos de altas prestaciones Opel tapizados en piel, especialmente desarrollados para este modelo, el volante deportivo de cuero y los pedales de aluminio añaden los toques finales.

Una berlina deportiva con la que también las familias pueden disfrutar de sus excitantes, prácticas y seguras sensaciones sin sacrificar el espacio y la funcionalidad. Ofrece un maletero con volumen de carga de 560 a 1.665 litros. Es más, con el fin de facilitar la carga al máximo, el portón trasero controlado por sensores se puede abrir y cerrar sin tocar el coche, mediante un pequeño movimiento con el pie bajo el parachoques trasero. Finalmente, los conductores del Insignia GSi también se benefician de tecnologías punteras que van desde el innovador sistema de iluminación matricial IntelliLux LED hasta la Alerta de Colisión Frontal con Detección de Peatones y Frenada Automática de Emergencia.

La eficiencia deportiva

El GSi rodará con motores gasolina y diésel turboalimentados tope de gama con la nueva transmisión automática de ocho velocidades y el programa de cambio específico GSi (en combinación con motor de gasolina), unas características que aseguran la eficiencia deportiva. Un 2.0 Turbo inyección directa de 260 CV y un 2.0 litros BiTurbo Diesel de 210 CV. De hecho, la puesta a punto final del Insignia GSi se realizó en el legendario Nürburgring-Nordschleife. Los ingenieros de Opel han desarrollado un chasis completamente nuevo para el GSi en el famoso «Infierno Verde», tal y como lo definió el triple campeón del mundo de F1, Jackie Stewart. Los poderosos frenos Brembo y la dirección más directa también se han adaptado en consecuencia.

El Insignia GSi está equipado de serie con el chasis electromecánico FlexRide, que adapta los amortiguadores y la dirección en fracciones de un segundo; la centralita también cambia la calibración del pedal del acelerador y los puntos de cambio de la caja automática de ocho velocidades. El conductor puede elegir entre los modos «Standard», «Tour» y «Sport». En función del modo elegido, la dirección y la respuesta del acelerador pueden ser más suaves o aún más directas. Exclusivo del GSi es el modo «Competición», que se activa a través del botón del ESP. Una doble pulsación permite a los pilotos más habilidosos desconectar el control de tracción -para hacer una vuelta rápida al Nordschleife, por ejemplo-.

Asimismo, el chasis deportivo, desarrollado en combinación con los neumáticos de alta adherencia Michelin Pilot Sport 4S y las grandes llantas de 20 pulgadas, ofrecen niveles de agarre «casi como una lapa».