Nace en Barcelona «O3 Protégelo», el dispositivo que reduce emisiones y combustible

Su objetivo principal es reducir las emisiones de humos y gases contaminantes que salen por el tubo de escape de los vehículos o de cualquier motor o quemador de gasóleo

BarcelonaActualizado:

« O3 Protégelo» es un proyecto de Medio Ambiente de alcance y calado Internacional. El objetivo principal es «reducir las emisiones de humos y gases contaminantes que salen por el tubo de escape de los vehículos (de cualquier vehículo que funcione con hidrocarburos "gasolina, gasóleo (A, B o C)", o de cualquier motor o quemador de gasóleo)», indican desde la propia empresa.

Es un proyecto que nace en Sant Feliu de Llobregat (Barcelona) en abril de 2015, después de varios años de I+D, en los que Isidro Moreno, con estudios de Ingeniería Industrial (mecánica), y con unos importantes conocimientos de mecánica del automóvil y del mundo del motor, empezara su desarrollo, para demostrar que se puede mejorar la combustión/explosión de los hidrocarburos en los motores (gasolina, gasóleo), con ello mejorar la eficiencia energética y reducir las emisiones contaminantes de los gases resultantes.

No es un «producto» magnético, no utiliza productos químicos ni aditivos y no se disuelve, por lo tanto, no perjudica la electrónica ni los motores de los vehículos. Esta tecnología está fundamentada en minerales extraídos de la tierra. Son derivados del oxido férrico, cobre, y otros minerales, que provocan la siguiente reacción en los hidrocarburos:

-El dispositivo (catalizador de hidrocarburos), es un contenedor (tubo) de aluminio, con unos tapones de aluminio y con unos conectores, que en su interior aloja el reactivo de minerales.

-El dispositivo se intercala en el tubo de alimentación (impulso) del combustible, antes del filtro del motor (en cualquier punto entre el depósito y el filtro).

Cómo funciona

Cuando el combustible (gasolina/gasóleo) pasa a través del dispositivo O3 Protégelo y entra en contacto con el reactivo, éste elimina la electricidad estática del hidrocarburo, y realiza una reacción de catálisis, acelerando el proceso de oxidación y mejorando de esta forma la combustión/explosión.

Realizado este tratamiento, los resultados demuestran que se redujo una media aproximada de consumo, en instalaciones de Gasóleo, un 15-20%; en vehículos y furgonetas, un 8-20%; en vehículo Industrial, un 5-15%, y en vehículos agrícolas, 1,5-2,0 litros la hora.

Por lo tanto, los beneficios en vehículo y motores son abundantes. Reduce considerablemente el humo y el olor de los gases del escape y la «explosión» es más eficiente (más limpia), aumenta el rendimiento de los motores, mantiene más limpio el filtro de partículas (FAP), catalizador y válvula EGR, además de la cámara de combustión (culata, pistón, inyectores) y el aceite y los filtros.

También reduce el consumo de AdBlue (30% de media) y las emisiones contaminantes en diésel: CO2: 4-20% (ésta reducción está asociada a la reducción de consumo de combustible), CO: 40-50%, NOX: 15-20%; y gasolina: CO2: 4-20% (ésta reducción está asociada a la reducción de consumo de combustible), HC: 50-100% en hidrocarburos no quemados, CO: 40-50%.

«La contaminación, el medio ambiente, y el cambio climático, van unidos, y sin duda alguna son un tema de máxima importancia. Con nuestro proyecto, queremos poner nuestro granito de arena y ayudar a limitar los desastres naturales que se producen en el mundo por esas causas, y también a que la calidad del aire que respiramos los seres humanos, los animales y las plantas, sea mejor, también las enfermedades (cáncer y pulmonares, principalmente) causadas por los gases contaminantes, se pueden ayudar a mejorar», reafirman.