Las multas de tráfico que más puntos te quitan del carné

Muchas de estas sanciones también pueden resultar muy caras

MadridActualizado:

Conducir de forma excesivamente relajada puede hacer que, por un descuido, acabemos con una multa de tráfico entre las manos. Mientras estamos al volante debemos mantener la vista en la carretera, por lo que comportamientos tan comunes como mordernos las uñas, discutir o besar al copiloto, puede hacer que nos pongan una multa de 80 euros. También es sancionable conducir con la música demasiado alta, por circular con un vehículo sin silenciador, por conducir sin que los pasajeros mantengan la posición adecuada, o por aparcar en un espacio protegido.

Pero muchas de estas sanciones, en las que dispones de un plazo de 20 días naturales desde que nos las notifican para beneficiarnos de una reducción del 50% de su importe, hacen que la cifra no parezca tan grave y que paguemos casi sin rechistar. No obstante, existen otras muchas multas que te quitan puntos del carné, lo que puede hacer que nuestras rutinas diarias peligren si lo llegamos a peder.

En primer lugar, se debe conocer los tipos de multas de tráfico que existen. Las leves tiene un coste de 100 euros y son las más comunes por lo que no conllevan pérdida de puntos. Cuando la multa es grave, su sanción asciende a 200 euros y e pierden de 2 a 6 puntos. Finalmente, si las sanciones son muy graves, puede suponer 500 euros y con la mayor pérdida de puntos contemplada en el reglamento, seis puntos.

Y estas últimas son las que tenemos que evitar, sobre todo, porque pueden poner en riesgo tu vida y de los que te rodean. Son las siguientes:

-Conducir con exceso de alcohol: 4 puntos si das entre 0,25 y 0,5 mg/l de alcohol en sangre, o entre 0,15 y 0,3 mg/l si eres conductor profesional o tu carné tiene menos de dos años. Si la tasa de alcohol supera estas horquillas, la pérdida de puntos será de 6.

-Conducir bajo los efectos de las drogas: 6 puntos.

-Negarse a realizar un control de alcohol o drogas: 6 puntos.

-Conducción temeraria: 6 puntos.

-Conducir un vehículo con un inhibidor de radar: 6 puntos.

-Alterar el tacógrafo o el limitador de velocidad: 6 puntos.

-Conducir sin el permiso necesario: 4 puntos.

-Arrojar a la vía objetos potencialmente peligrosos: 4 puntos.

-No respetar un semáforo, stop o ceda el paso: 4 puntos.

-Adelantamiento indebido: 4 puntos.

-Dar marcha atrás en autopista o autovía: 4 puntos.

-Ignorar las indicaciones de los agentes de circulación: 4 puntos.

-No respetar la distancia de seguridad: 4 puntos.

Asimismo, cabe resaltar que muchas de estas multas también pueden resultar muy caras:

-Conducir vehículos que cuenten con un inhibidor de radar, además de los 6 puntos que os hemos dicho que conlleva, supone una multa de 6.000 euros.

-Conducir bajo los efectos de las drogas también conllevará 1.000 euros de multa.

-La instalación de inhibidores de radar significa, para el taller, una multa de entre 3.000 y 20.000 euros.

-En el caso de las sanciones por alcoholemia, si el conductor es reincidente antes de un año, la sanción será de 1.000 euros y de 6 puntos, sea cual sea su tasa. Esta sanción es la misma si la cifra en el alcoholímetro supera por el doble o más la permitida.

-Si recibimos una sanción en la que debemos identificar al conductor y no lo hacemos, el coste de la misma se duplica si ésta es leve y se triplica si es grave o muy grave. Además, este tipo de sanciones no contempla la reducción del 50% por pronto pago.