Las multas más curiosas que te pueden poner al conducir

Besarse con el copiloto o no tener las orejas a la vista pueden ser motivo de una sanción de tráfico. No se libran ni los peatones ni los ciclistas

MADRIDActualizado:

Conducir de forma excesivamente relajada puede hacer que, por un descuido, acabemos con una multa de tráfico entre las manos. Mientras estamos al volante debemos mantener la vista en la carretera, por lo que comportamientos tan comunes como mordernos las uñas, discutir o besar al copiloto, puede hacer que nos pongan una multa de 80 €.

También es sancionable conducir con la música demasiado alta, porcircular con un vehículo sin silenciador, por conducir sin que los pasajeros mantengan la posición adecuada, o por aparcar en un espacio protegido.

Si vas en «bici», conducir con unos auriculares puestos, en sentido contrario a la circulación, por la acera, o sin casco son algunos de esos olvidos. Y mucha atenciín, porque tal y como nos recuerdan desde Pyramid Consulting, algunas de las multas por conductas incorrectas mientras se circula en bici pueden llegar a los 30.000 euros.

Como peatón también hay obligaciones y sus correspondientes multas en el caso de incumplirlas. Estas son algunas: Atravesar la calzada extremadamente despacio -aunque sea por un paso de cebra- sin razón justificada: 80 €. Cruzar por un lugar indebido o caminar por la carretera tienen igual multa. Cruzar con el semáforo para peatones en rojo: 200 € y caminar por un ‘carril-bus’ -el BUS VAO- o por el carril par bicis. Caminar por autopista o autovía «sólo» tiene una sanción de 80 €.