Máximos históricos en las ofertas para comprar coche

Los fabricantes de automóviles ya ofrecieron en 2018 una media de unos 5.000€ de ahorro para incentivar al consumidor y minimizar la ralentización que ha sufrido el mercado

MADRIDActualizado:

Las ventas de coches se anotaron en 2018 el sexto año consecutivo de incremento, con un alza del 7%, hasta 1.321.438 unidades. Pero el año 2019 no ha comenzado con cifras tan positivas. Febrero ha confirmado la tendencia negativa en las ventas de automóviles. Acumulan ya seis meses consecutivos de descensos, tras desplomarse un 8,8% durante el mes pasado, hasta las 100.701 unidades. Un retroceso que ha encendido las alarmas en el sector automovilístico.

El año 2018 fue un ejercicio convulso en la industria de la automoción por las consecuencias comerciales de la entrada en vigor del protocolo de medición y homologación de coches nuevos (conocido como WLTP). La noticia (buena para los compradores, pero no tanto para la industria) es que las rebajas que se vieron obligados a aplicar los fabricantes y concesionarios en el segundo semestre del año van a continuar en 2019.

«La caída es un claro reflejo de los mensajes contradictorios y los ataques a los motores de combustión, especialmente diésel, por parte de la Administración, que aplazan las decisiones de compra», asegura Alberto Tapia, de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos (Ganvam). «La preocupación es grande, porque no hay suficientes condicionantes ni económicos ni de contexto general que expliquen el medio año de retroceso», coincide Raúl Morales, de la patronal de concesionarios Faconauto.

Para intentar remotar la situación, fabricantes y concesionarios intentan reactivar las ventas, y para ello no dudan a la hora de recurrir a interesantes descuentos para los posibles compradores.

La cuantía de las ofertas comerciales de fabricantes y concesionarios creció un 5%, pasando de los 4.786€ de media en 2017 a los 5.027€ en 2018, según el estudio realizado por Autocasion.com con una muestra de 30.000 operaciones de compradores de vehículos nuevos de todo tipo de propulsiones (diésel, gasolina, eléctrico, gas e híbrido). Esa última cifra es la que continúa vigente y la que se prevé que se mantenga. Según Ignacio Gª Rojí, Responsable del Gabinete de estudios de mercado Autocasion.com, «salvo cambios "electorales" o decretos ley urgentes que modifiquen el panorama socioeconómico, entendemos que en 2019 se mantendrá el mismo nivel de descuentos»

Este aumento tiene su origen en el «terremoto» WLTP, pero su continuidad en lo que va de año se debe a la actual ralentización del mercado, que obliga a las marcas y a sus concesionarios a no levantar el pie en las ofertas comerciales.

La distorsión de mercado, generada en el segundo semestre del año pasado por el nuevo protocolo de homologación WLTP, que pilló a contrapié a la práctica totalidad de las marcas, situó los descuentos máximos para unidades en stock en nada menos que un 45% en muchos casos. Este nivel de descuentos se obtuvo por la combinación de la urgencia de liquidar aquellas unidades no WLTP y de acciones financieras más agresivas de lo habitual.

A pesar de que la aplicación del nuevo protocolo WLTP fue un hito histórico pero excepcional, el nivel de descuentos que tuvo como consecuencia tenderá a mantenerse debido a la indecisión que muestran en este momento los compradores. Las principales causas de esa inhibición de la compra de coche –que posiblemente dure hasta después de las elecciones generales, autonómicas y municipales- son la «demonización» institucional de las mecánicas de combustión, las decisiones políticas respecto al coche eléctrico y la incertidumbre de la actual situación socioeconómica en España y su marco europeo. Para estimular la demanda «adormecida», los vendedores no tendrán otra opción que mantener o aumentar su esfuerzo comercial en forma de ofertas y descuentos, una buena oportunidad para compradores ya decididos.