Líderes mundiales al volante: estos son sus coches

De «La Bestia» de Donald Trump al proyecto «Kortezh» de Putin. Rajoy tiene el mismo coche oficial que Angela Merkel

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Cuando pensamos en un coche oficial se nos vienen a la cabeza grandes berlinas, vehículos blindados de color oscuro y lunas tintadas que tienen como misión principal no solo transportar con comodidad, sino también proteger a quienes van en su interior.

Los vehículos oficiales de los líderes mundiales son una representación más de su poder y del mensaje que quieren mostrar sus países en el exterior. Pero, además de su fuerte carga simbólica, estos automóviles tienen la misión de transportar y ofrecer la máxima seguridad a sus pasajeros, tanto en la carretera como frente a situaciones de crisis.

Grandes ejecutivos y políticos son los principales clientes de este tipo de vehículos. Exteriormente podrían parecer berlinas normales, pero todos ellos se someten a un exhaustivo trabajo en materia de protección contra posibles ataques mediante armas de fuego, explosivos o gases.

Para modificar una berlina de lujo en uno de estos coches se utilizan dos tipos de blindajes, los transparentes y los opacos. La armadura transparente se utiliza para las ventanas y se compone de capas densas de vidrio balístico que se lamina a un escudo interior de policarbonato. Mientras que el blindaje opaco consiste en una armadura de compuestos ligeros, acero balístico y otros materiales balísticos especializados.

También se presta atención a los neumáticos. Por ejemplo, los denominados Michelin Pax permiten recorrer hasta 30 kilómetros después de soportar impactos de bala o metralla. En muchas ocasiones integran sistemas de extinción de incendio y ventilación, muy útil en caso de un ataque químico. Según los elementos de seguridad con los que esté dotado el vehículo se establece una clasificación, que va del «BR1» al «BR7», siendo este último un vehículo prácticamente inexpugnable.

«La Bestia» de Donald Trump,«El Jabalí» mexicano o el «proyecto Kortezh» de Putin son algunos de los vehículos más exclusivos de los principales dirigentes del mundo. Entre otras curiosidades, Mariano Rajoy dispone del mismo vehículo oficinal que Angela Merkel: un Audi A8 L W12, aunque se trata de un modelo más antiguo que el de su homóloga alemana.

El comparador de coches de alquiler, HAPPYCAR, ha hecho una selección de los vehículos que transportan a los principales líderes mundiales.

1. «La Bestia» estadounidense vs. “El Jabalí” mexicano

Donald Trump, cuenta probablemente con el vehículo oficial más exclusivo del mundo. Emblema de la flota oficial del presidente de EE.UU., el Cadillac One “The Beast” (“La Bestia”) está considerada como la limusina blindada más segura del mundo. General Motors ha equipado al vehículo oficial de Trump con características superiores al usado por Barack Obama: gases lacrimógenos en la parte delantera, bajos antimagnéticos, protección contra ataques químicos o biológicos o un teléfono por satélite conectado con el Pentágono y con el vicepresidente, Mike Pence.

Por su parte, su homólogo del sur, el presidente Enrique Peña Nieto, estrenó el pasado septiembre el Kitam, un nombre que se podría traducir como «El Jabalí» en maya.

Con 1,5 toneladas de peso, «El Jabalí» mexicano fue blindado especialmente por la Dirección General de Industria Militar y puede resistir ataques de granadas, misiles ligeros y otras armas ligeras. Desde luego, por su aspecto se puede deducir que no es precisamente un vehículo al que se pueda subir cualquera. Su precio ronda los 10 millones de pesos (cerca de 500.000 €).

2. Putin y el proyecto secreto Kortezh para construir una super limusina

Envuelta en el más absoluto secreto, la respuesta rusa a «La Bestia» estadounidense se hará pública en el próximo otoño/invierno. La nueva super limusina de Putin se encuentra inmersa en sesiones de pruebas y se especula que contará con un motor V12 biturbo desarrollado por Porsche Engineering.

El proyecto Kortezh está liderado por el centro de estudios automovilísticos ruso, NAMI, y desarrollará dos modelos. El propio Putin ha sido el encargado de descartar algunos diseños y parece que optó por dos: uno similar a otros coches oficiales europeos y otro que recuerda al Rolls Royce Phantom. Hasta otoño, el mandatario ruso tendrá que conformarse con su actual vehículo oficial: un Mercedes S600 Pullman.

3. China, siguiendo la senda marcada por Mao

El gigante asiático y su presidente, Xi Jinping, no se quedan atrás con el Hongqi L5, el coche más caro producido por una empresa china.

El precio de «La Bandera Roja» (significado del nombre de la empresa que lo ha construido, Hongqi) se sitúa en cinco millones de yuanes, 656.450 € al cambio. El Hongqi es un coche de grandes dimensiones: 5,55 metros de largo, algo más de 2 metros de ancho y 1,5 metros de alto. Llama la atención la capacidad de su depósito, de 105 litros de combustible, su motor de 6.0 litros V12, que desarrolla 408 CV, y los caracteres situados en la zona superior de la matrícula, inspirados en la caligrafía de Mao.

4. Merkel y Rajoy: comparten el mismo modelo, pero no del mismo año.

Los dirigentes de Alemania y España han optado por un modelo germano para desplazarse.

Concretamente se trata del Audi A8 L W12, un automóvil desarrollado por la marca bávara para pasajeros VIP. Mientras que la canciller Merkel cuenta con un modelo más nuevo, del 2016, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se tiene que conformar con un ejemplar de la edición de 2011, cuyo precio se situó en 100.00 €.

El Audi A8 L W12, tiene una aceleración de 0 a 100 km/h, en 7,5 segundos y cuenta con un potente motor de 500 CV. Su carrocería ha sido ensamblada en aluminio a través del método ASF, con el que se reduce su peso en un 40%, y resiste ataques con granadas, rifles y otro tipo de explosiones.

5. Francia e Italia optan por la industria nacional para sus coches oficiales

Tanto Emmanuel Macron, presidente de Francia, como Sergio Mattarella, el presidente de Italia, cuentan como vehículo oficial dos modelos producidos en casa. En el caso del político francés, se trata de un DS7 Crossback, un modelo autónomo que está equipado con el novedoso sistema de suspensión Active Scan, que se adapta al tipo de pavimento.

Por su parte, el presidente italiano cuenta con el mítico Lancia Flaminia 335. Construido en 1961, algunos de los pasajeros más ilustres que han viajado a bordo de esta pieza de arte son la Reina Isabel II de Inglaterra o el difunto presidente de EE.UU., John F. Kennedy.

6. Argentina: una Mercedes Vito para sustituir un coche oficial apedreado por manifestantes

Echando un ojo al vehículo oficial del presidente de Argentina, Mauricio Macri, no llama tanto la atención el coche en sí, sino la historia que hay detrás. En la actualidad, Macri se traslada con una Mercedes Benz-Vito, que tuvo que ser importada de España pero que ha sido blindada en Argentina. La furgoneta del grupo Mercedes sustituye así desde este año al anterior auto oficial, el cual fue apedreado por manifestantes en Mar del Plata, al sur del país

7. Holanda va por vía libre (más bien por el carril bici)

Por último, destaca el vehículo oficial del primer ministro de los Países Bajos, Mark Rutte. Se trata de una bicicleta de la marca Gazelle, la cual pertenece a la flota oficial del gobierno holandés.

El amor por las bicicletas de los holandeses es conocido internacionalmente y Rutte es un buen ejemplo de ello. Recientemente, se convirtió en ciudadano honorario de Seúl tras haber donado 220 bicicletas a la capital de Corea del Sur.