Así es la isla inteligente de Belle-Île-en-Mer

Este ecosistema eléctrico inteligente creado por Renault reposa sobre tres pilares: vehículos eléctricos compartidos, almacenamiento de energía solar y recarga inteligente

MadridActualizado:

Actores principales en materia de ecosistemas eléctricos, el Grupo Renault y sus socios, la Communauté de Communes de Belle-Île-en-Mer, Morbihan Energies, y Enedis desvelan hoy su proyecto común, FlexMob’ïle. Este ecosistema eléctrico inteligente tiene como objetivo acompañar la transición energética de Belle-Île-en-Mer. Esta nueva iniciativa se inscribe en el programa de innovación Smart Fossil Free Island, en curso de desarrollo desde febrero de 2018 en la isla de Porto Santo (archipiélago de Madeira, Portugal). Durante 24 meses, el Grupo Renault y sus socios públicos y privados van a desarrollar un ecosistema eléctrico inteligente con el objetivo de reducir la huella de carbono y favorecer la independencia energética de la isla.

«Estamos encantados de asociarnos con la Communauté de Communes de Belle-Île-en-Mer, Morbihan Energie, les Cars Bleus y Enedis para desarrollar este proyecto, inédito en Francia. Nuestro objetivo sigue siendo el mismo que en Porto Santo: concebir soluciones globales con tecnologías ya contrastadas y otras novedosas para responder a las necesidades locales. Las optimizaciones puestas en marcha en Belle-Île-en-Mer se pueden exportar a otras islas, o también a ciudades y barrios», ha declarado Gilles Normand, director del Vehículo Eléctrico del Grupo Renault.

Frédéric Le Gars, presidente de la Communauté de Communes de Belle-Île-en-Mer, ha añadido que, «cuando Jo Brohan, el Presidente de Morbihan Energies me ha presentado el proyecto, me ha parecido evidente que debíamos, junto con el Grupo Renault, situarnos en el corazón mismo de la innovación al construir un nuevo ecosistema de movilidad sostenible».

Consumo optimizado de energía

Desde 2019, tanto los residentes como los visitantes de Belle-Île-en-Mer podrán disfrutar de una flota de vehículos eléctricos que podrán alquilarse en forma de autoservicio. Esta oferta se integra en la visión del Grupo Renault de asegurar una movilidad sostenible para todos que pasa principalmente por el desarrollo de nuevos servicios de movilidad compartida. Estos Renault ZOE y Kangoo Z.E. se alimentarán por una red de puntos de recarga instalados en las proximidades de los principales puntos de interés de la isla.

Este nuevo sistema aprovechará la energía excedentaria producida por los paneles solares instalados en los tejados de los principales edificios públicos. «Gracias al sistema de recarga inteligente, podremos poner en marcha la recarga de los vehículos eléctricos cuando el edificio produzca más energía que la que consuma», precisa Gilles Normand, director del Vehículo Eléctrico del Grupo Renault. Por ejemplo, los paneles solares instalados en el techo de un colegio calientan e iluminan las clases durante la semana. Pero la energía producida durante el fin de semana o durante las vacaciones será utilizada para cargar los vehículos.

Asimismo, el Grupo Renault va a entregar, al principal destino de vacaciones de la isla, baterías de «segunda vida» provenientes de vehículos eléctricos. Estas baterías permitirán almacenar la electricidad producida durante la jornada por los paneles solares antes de liberarla durante la tarde, principalmente bajo la forma de calor destinada a los bungalows de los veraneantes. Esto debería permitir poder ampliar su período de apertura, mientras que hasta ahora estaba limitado por los costes de su calefacción central.