Circuitos para correr con tu coche este verano

INTERACTIVOLos circuitos españoles en los que podrás correr con tu propio coche

Suman un total de 100 kilómetros y te permiten rodar desde una tarifa de unos 15 euros

MADRIDActualizado:

En numerosas ocasiones las conocidas Autobahn alemanas se convierten en una especie de «objeto de deseo» por aprte de los conductores más amantes de la velocidad, y que no pueden pisar a fondo a sus coches en las carreteras españolas tanto por seguridad como por los límites de velocidad existentes.

Para ellos existe otra posibilidad gracias a la cual podrán «soltar adrenalina» al volante, ya que sin salir de España nos podemos encontrar con más de una veintena de circuitos,especialmente concentradas en el centro de la Península y el Levante, que garantizan a los aficionados al motor poder disfrutar de su pasión en condiciones controladas y seguras.

En total, 27 pistas que suman poco más de 93.000 metros, abiertas para rodar con vehículos particulares, como motocicletas, scúteres, coches o incluso camiones o karts, o con la opción de alquilar deportivos para quién desee un extra de sensaciones. (Puedes consultar las direcciones en el mapa interactivo)

Entre la selección se encuentran trazados de todas las formas y longitudes: desde los 950 metros de el de Arenas de San Juan, en Ciudad Real, hasta los 9.000 del circuito España, en pleno desierto de Tabernas (Almeria), que cuando culmine su remodelación será el mayor del país, y uno de los mayores de Europa. También denominaciones históricas, que comparten asfalto con particulares entre competición y competición, como el barcelonés de Montmeló, hogar del Gran Premio de España, o el madrileño del Jarama, escenario de 9 grandes premios de Fórmula 1 entre 1968 y 1981 y actual sede del Europeo de Camiones.

Los precios varían enormemente entre un trazado u otro. Parten desde los 15 euros por 20 minutos del más barato, el de Villaverde de Medina, en Valladolid, y pueden alcanzar los 8.000 en un gran circuito en fin de semana, incluyendo también el preceptivo seguro. De ahí también la conveniencia de ponerse de acuerdo con otros aficionados, lo que permiten rebajar la cifra a unos más asequibles 100 o 150 euros al compartir los gastos.