La industria 4.0 da sus frutos: Bosch acumula en los últimos años unas ventas de 1.500 millones de euros

La compañía alemana planea seguir creciendo, alcanzando unas ventas anuales de mil millones de euros con sistemas conectados para fabricación y logística

StuttgartActualizado:

La Industria 4.0 se ha convertido, definitivamente, en algo cotidiano dentro de la fábrica, donde está dando sus frutos: en los últimos cuatro años, Bosch ha alcanzado más de 1.500 millones de euros en ventas con aplicaciones para la Industria 4.0. A partir de 2022, Bosch quiere generar unas ventas anuales de más de mil millones de euros con la Industria 4.0.

La compañía presenta la fábrica del futuro en la Hannover Messe: vehículos de transporte autónomos entregan componentes a los puestos de trabajo digitales, las soluciones robóticas ayudan a los trabajadores en la fabricación, y la inspección de calidad se realiza con la ayuda de inteligencia artificial (AI). Gracias al 5G, la comunicación entre máquinas y sistemas funciona sin problemas y casi en tiempo real. Bosch está convirtiendo lo que era una visión en realidad.

Bosch reconoció el potencial de la Industria 4.0 desde el principio: la empresa comenzó a conectar la producción y la logística en 2012. Esta estrategia mejora la competitividad y, además, el área empresarial Industrial Technology de Bosch está experimentando un sólido crecimiento: según las cifras preliminares, el año pasado creció un 8,9 por ciento. Después de ajustar los efectos del tipo de cambio, el aumento fue del 11 por ciento. Las ventas ascendieron a 7.400 millones de euros.

«La industria 4.0 da sus frutos. Las soluciones digitales y conectadas están logrando que las fábricas sean más eficientes, más flexibles y más productivas», dice Rolf Najork, miembro del Consejo de Administración de Bosch. Los proyectos de Bosch están confirmándolo. Por ejemplo, la compañía introdujo en su planta de Blaichach, en el sur de Alemania, tecnologías modernas de fabricación que aumentaron los volúmenes de producción del ABS y ESP en un 200 por ciento durante seis años, sin necesidad de ampliar las instalaciones ni realizar adquisiciones.

Sistemas autónomos de transporte

¿Cómo se puede entender una fabricación altamente automatizada si los materiales no llegan a la línea de producción a tiempo y en las cantidades correctas? «Si llevamos la idea de la fábrica del futuro a su conclusión lógica, la fabricación y la logística deben de considerarse como un sólo elemento. Esta es la única forma de que la Industria 4.0 tenga éxito en la práctica», dice Najork. En la Hannover Messe, Bosch Rexroth presenta el ActiveShuttle.

Se trata de un vehículo autónomo que transporta los materiales desde el almacén hasta el área precisa de la línea de producción donde se necesitan. Una plataforma núcleo integrada facilita la carga y descarga autónoma, por lo que no es necesario que los trabajadores hagan nada. Equipado con escáneres láser, el ActiveShuttle busca su propia ruta, puede reconocer a otros vehículos y personas, y también puede aprender: crea su propio mapa del sitio y lo actualiza continuamente.

Los tres pilares del éxito de la fábrica del futuro son las personas, las máquinas y los datos. Para garantizar que trabajen juntos en armonía, se necesita software inteligente. «La Industria 4.0 sería inconcebible sin el software. Con la unidad operativa Bosch Connected Industry, estamos expandiendo nuestra posición de liderazgo en la Industria 4.0 y juntando nuestra experiencia en software y servicios bajo el nombre Nexeed», dice Stefan Aßmann, quien dirige Bosch Connected Industry.

Esta unidad ayuda a los clientes de la empresa a monitorizar el transporte, a fabricar productos de manera rápida y eficiente, y a entregarlos de manera segura y puntual. Dando un ejemplo: al usar Nexeed Track and Trace, la carga transmite información por sí misma sobre su ubicación, temperatura y vibraciones. Esto significa que los expertos en logística pueden controlar en todo momento el estado del transporte y determinar si las mercancías llegarán a tiempo.

Inteligencia artificial

Con la ayuda de la inteligencia artificial (AI), las máquinas pueden aprender a ser inteligentes y a anticiparse. Esto alberga un enorme potencial, ya que las máquinas liberan a las personas de tareas arduas que requieren mucho tiempo. «Bosch considera la AI como una tecnología clave. Nuestro objetivo es que, a mediados de la próxima década, todos los productos de Bosch estén equipados con inteligencia artificial o que ésta haya desempeñado un papel en su desarrollo y fabricación», dice Najork.

Para cumplir con este objetivo, Bosch se centra en inteligencia artificial que sea segura, robusta y explicable. En la Hannover Messe, Bosch presenta ViPAS, un sistema basado en AI para el control visual de la calidad. Equipado con un brazo de pinza, una vanguardista tecnología de cámara y un software inteligente, este sistema es simple y cómodo de operar. En un proyecto piloto en la planta de Bosch en Núremberg, ViPAS completó 12.000 procedimientos de ensayo con una tasa de éxito del 99,9 por ciento. Esto significa que ViPAS clasificó las partes como «OK» o «no OK» con una precisión casi perfecta. El siguiente paso es refinar aún más ViPAS para que la tecnología esté lista para su utilización en diferentes plantas productivas.

El 5G acelera la Industria 4.0

El nuevo estándar de comunicación móvil 5G desempeña un papel clave en muchas aplicaciones de la Industria 4.0. El 5G transmite datos hasta 100 veces más rápido que el anterior estándar. La fiabilidad ha aumentado, mientras que los retrasos en la transmisión de datos se han reducido al mínimo. «El 5G será el sistema nervioso central de la fábrica del futuro», predice Andreas Müller, investigador de Bosch y presidente de la Alianza 5G para Industrias Conectadas y Automatización (5G-ACIA).

Para dar forma, desde el principio, al nuevo estándar móvil y que satisfaga las necesidades futuras de la industria, Bosch asumió la presidencia de esta organización, creada el año pasado. Hasta la fecha, la iniciativa ha reunido a más de 40 empresas y centros de investigación de todo el mundo. Bosch planea probar el 5G en sus propias plantas antes de finales de este año. En la Hannover Messe, Bosch se unirá a sus socios Nokia, Qualcomm y BigRep para presentar las ventajas del nuevo estándar. Para ello, las empresas están llevando, por primera vez, la conectividad a una impresora 3D con la ayuda del 5G. Esto permitirá sacar algunos de los elementos de control que normalmente se integrarían en la máquina y subcontratarlos a una nube de fabricación local. Las máquinas con esta característica son más planas, económicas y fáciles de mantener.