Los híbridos enchufables podrían perder su etiqueta «CERO emisiones» tras las llegada del WLTP

El nuevo ciclo de homologación supondrá cambios en los consumos y emisiones, que subirán, ya que las pruebas de los nuevos vehículos se aproximarán a la conducción real

MadridActualizado:

La llegada de las nuevas pruebas de emisiones WLTP (Procedimiento Mundial Armonizado de Ensayos en Vehículos Ligeros, por sus siglas en inglés), que se implantó definitivamente el pasado 1 de septiembre, impondrá exámenes obligatorios para todos los vehículos nuevos que se comercialicen en la Unión Europea. Los coches que no hayan sido homologados no se podrán comercializar como nuevos a partir de septiembre, salvo un pequeño porcentaje. Por lo tanto, esto supondrá cambios en los consumos y emisiones, que subirán ya que las pruebas se aproximarán a la conducción real.

Y estas pruebas de homologación más severas pondrán en apuros a muchos de los híbridos enchufables que se comercializan en la actualidad, ya que una de sus principales ventajas está en peligro: la etiqueta «CERO emisiones». Si la perdiesen, implicaría una pérdida de sus privilegios a la hora de aparcar, aunque siga pudiendo acceder al distrito centro de Madrid, con limitaciones a los vehículos que tienen etiquetas B o C.

No es una casualidad que la mayoría de los coches híbridos enchufables que nos encontramos en el mercado tengan una autonomía de 40 kilómetros cuando circulan en modo 100% eléctrico. Esa cifra es mágica porque en la mayoría de mercados es el requisito imprescindible para que un vehículo pueda ser considerado, a nivel de emisiones, como «Zero Emission» y se beneficie de dichos privilegios.

Con la nueva normativa WLTP, todos los modelos que hasta ahora cumplían raspando el límite de los 40 kilómetros, van a ver como esa cifra se queda claramente por debajo de ella, de modo que ya no cumplirían con la norma para poder ser considerados «Cero Emisiones». Para evitarlo, los fabricantes tendrán que aumentar la autonomía real de los vehículos PHEV (mejorando la capacidad de las baterías o reduciendo las prestaciones en modo 100% eléctrico), la mayoría de ellos perderán un privilegio muy solicitado.

Aunque, en realidad, las homologaciones no son retroactivas, por lo que si tu vehículo ya está matriculado y contiene la etiqueta de la Dirección General de Tráfico (DGT), en principio, no deberías preocuparte por nada. Si tu híbrido enchufable ya tiene una etiqueta cero, nada indica que pierdas tus privilegios -aunque el mismo coche tenga menos de 40 km de autonomía eléctrica bajo el protocolo WLTP-. Ante esto, serán los nuevos clientes los que tendrán que valorar su opción de compra.