Frenos, aire acondicionado, radiador… Evita las averías en tu coche por el calor

Es imprescindible analizar los principales problemas que surgen en el coche con el aumento de las temperaturas

ABC MOTOR
MadridActualizado:

Además de realizar el mantenimiento de tu vehículo según las indicaciones de cada fabricante, el piloto debe ser precavido en situaciones de temperaturas extremas como en los meses de verano para evitar averías y situaciones de riesgo al volante. Así lo indican desde Northgate Renting Flexible, el operador con la mayor red de talleres propios en nuestro país.

El equipo de Northgate es consciente de que el intenso calor pasa factura a los vehículos y por ello subrayan la necesidad de extremar las precauciones. Se hace mucho hincapié en que hay que proteger al vehículo del sol y del calor, sobre todo para que no suba en exceso la temperatura del motor, siendo los 90 grados, la temperatura óptima del mismo cuando el coche esté en marcha. En caso de que el indicador de temperatura alcance la zona roja, el conductor deberá detener el motor, esperar a que se enfríe y llevarlo inmediatamente al taller para evitar que se queme el motor.

Por mucho que el conductor se esfuerce en mantener el vehículo, hay algunas averías recurrentes en estos meses por el calor. Las más frecuentes son: los frenos, el aire acondicionado, el radiador, las ruedas y la batería.

-La fragilidad de los frenos viene dada de su propio sistema de funcionamiento. Al actuar las pastillas de freno sobre los discos o tambor están en constante exposición al calor para detener el vehículo. Además, el calor puede hacer que se deformen y no funcionen correctamente.

-El aire acondicionado es uno de los elementos más utilizados por los conductores estos meses, incluso se llega a hacer un uso abusivo del mismo, provocando desgaste en los tubos del propio sistema, escapes y fugas del gas refrigerante.

-Si el aire mantiene a temperatura correcta el habitáculo del vehículo, el radiador tiene como función mantener refrigerado el motor, por ello, se debe revisar frecuentemente los niveles de líquido para su correcto funcionamiento.

-El calor también provoca un alto desgaste de los neumáticos, el elemento que está en contacto con el asfalto y del que depende la seguridad del conductor y del vehículo, por lo cual, un mal mantenimiento de estos puede provocar un accidente en estos meses de verano.

-Por último, el equipo de mecánicos de Northgate Renting Flexible avisa sobre las baterías y su mantenimiento, ya que es muy frecuente que al estacionar el vehículo en una parada de trabajo o al repostar en una gasolinera, el vehículo no vuelva a arrancar. Por ello, para evitar la pérdida de tiempo que supone encontrar el vehículo sin batería, un control y revisión de esta es clave para evitar sustos al volante este verano.